1 de mayo de 2016

¿ZONA DE CONFORT? ¡¡Sal inmediatamente de ahí!!

¿Te mantienes en tu "Zona de confort"? ¿Eso qué es, es bueno o malo? Vamos por partes.
CONFORT es aquello que produce bienestar y comodidades, por tanto, es aquello que tiende a buscar todo ser humano: tener una vida cómoda y agradable. Podemos interpretar este concepto como algo POSITIVO.

Pero hay otro concepto totalmente distinto que es el de "Zona de confort". Este es más un estado mental, una situación que nos hace estar cómodos, donde nos encontramos seguros y cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones. Cada uno de nosotros somos distintos y, por tanto, cada zona de confort es diferente.

A diferencia del primer concepto ("Confort"), este segundo ("Zona de confort") tiene connotaciones negativas. Estar o permanecer en nuestra  "zona de confort" vendría a ser como "acomodarse", conformarse con la situación actual sin tener ninguna otra aspiración sea del tipo que sea. Vendría a ser un sinónimo de "conformismo".

¿Y qué tiene que ver esto con la actividad física y, por tanto con nuestra asignatura? Pues más de lo que parece. Podemos utilizar esta actividad física precisamente para abandonar esta "zona de confort", para no caer en el conformismo y provocar cambios positivos en nuestro día a día.

Vosotros, una gran mayoría, os levantáis, desayunáis, venís al instituto y volvéis a casa, pasáis horas y horas tirados en el sofá viendo la tele o con el móvil en la mano. De vez en cuando estudiáis (eso sí, algunos mucho), en ocasiones quedáis con vuestros amigos, cenáis, sofá y dormir. Y al día siguiente vuelta a empezar. Eso para muchos es vuestra "zona de confort", un modo de vida en el que os encontráis cómodos, donde no tenéis más presión que la propia de los estudios (los que la tenéis). Pero el problema es permanecer en esa zona "acomodada", no tener más aspiración que vaya pasando el tiempo. ¿Para qué cambiar nada si nos encontramos a gusto?

Permanecer en la "zona de confort" para muchos supone no hacer ningún tipo de actividad física. Se está en una situación "cómoda" donde no apetece cansarse, no apetece usar un poco del tiempo libre del que se dispone para moverse (hay muchas formas de hacerlo), no gusta sudar y agotarse.  Apetece estar en un estado en el que no haya alteraciones en la rutina diaria, pero esto no es más que el "pez que se muerde la cola", es un bucle que nos impide salir de esa zona: no me gusta, no me apetece y no hago; cuanto menos hago más me cuesta y más me cansa, por tanto menos hago… Y de ahí no salimos.

¿Cómo salir de esa "zona de confort"? ¿Qué cambios puedo hacer en mis rutinas diarias para añadir algún aliciente y salir de mi conformismo?

Se trata de buscar actividades que me hagan abandonar ese "acomodamiento", que hagan que esas horas de conformismo se rellenen o cambien por horas de "acción".


Leer, proponerse leer un libro cada cierto tiempo si no lo estábamos haciendo. Manualidades, buscar algo que pueda entretenerme al tiempo que me ayude a desarrollar alguna destreza (maquetas, pasatiempos, malabares,…) Relacionarse, salir (si no lo hacíais) y estar con los amigos en algún momento. Apuntarte a alguna actividad sin gran coste económico (o ninguno), talleres, cursos, gimnasios, clubs deportivos,… Y ¡AHÍ HEMOS LLEGADO! ¡A LA PRÁCTICA DE ALGÚN TIPO DE ACTIVIDAD FÍSICA! Solos, en compañía, en casa, en un gimnasio, en un club, en el bosque, con material, sin material. MUCHAS SON LAS POSIBILIDADES Y POCAS LAS EXCUSAS.

Consejos para salir de vuestra "zona de confort" y abandonar vuestro "conformismo":

Debéis de ser REALISTAS, os debéis marcar objetivos para tenerlos como meta a alcanzar e ir a por ellos, pero deben de ser ASUMIBLES y ASEQUIBLES. Es un error querer comenzar muy ambiciosos y sin objetivos realistas (un buen ejemplo sería proponerse hacer actividad física 2 días a la semana)

¿Qué necesitáis para conseguir cierta CONTINUIDAD en vuestro propósito? ¿COMPAÑÍA? Pues busco algún amigo o familiar al que pueda convencer. ¿TIPO DE ACTIVIDAD? Pues busco una actividad que me resulte ATRACTIVA (mal comenzaríamos si busco actividades que de entrada ya me resulten aburridas, monótonas o demasiado pesadas). ¿Qué no tengo CONDICIÓN FÍSICA? Pues buscamos, al menos al principio, actividades asumibles como andar, bicicleta, patinar, etc., poco a poco, con la mejora de la condición física, podré ir ampliando actividades.

Hagáis lo que hagáis, debéis asumir que tenéis que ser CONSTANTES y poco a poco iréis asentando en vuestro estilo de vida un cierto grado de actividad física que os hará sentir mejor con vosotros mismos y, lo que es más importante, hará que si no lo abandonáis, entréis en la edad adulta con unos hábitos saludables que podrían perdurar en el tiempo.

Todo lo que no sea salir de esa "zona de confort" hará que continuéis con unos hábitos que os irán llevando o acercando al SEDENTARISMO,  y cuando lleguéis a edades en las que comience a preocuparos vuestro incipiente sobrepeso, vuestros incipientes problemas de salud, comencéis a notar vuestras limitaciones físicas ante el más mínimo esfuerzo, es cuando diréis… "TENGO QUE HACER ALGO".

Ahora, cuando sois adolescentes, y prácticamente carecéis de problemas de salud, es cuando deberíais adquirir estos hábitos que más tarde, en edad adulta, los agradeceréis.


Ponte ya #EnMovimiento

121 comentaris:

Anónimo dijo...

Uno de los principales problemas es que cuando nos proponemos hacer algo, nos marcamos unos objetivos que son bastante difíciles de alcanzar, y lo que es peor, queremos alcanzar esos objetivos en muy poco tiempo y con el esfuerzo mínimo. Como bien dices, deberiamos marcarnos objetivos más realistas, de forma que no nos desmotivemos, y poco a poco ir aumentando nuestros objetivos, de forma que podamos salir de esa zona de confort.

Paula Arjona, 1Bach A

Anónimo dijo...

Lucía Esparcia 3ºA

Carlos Romin dijo...

Pienso que tienes razón a la hora de que muchas personas (entre las que me incluyo), solemos quedarnos a veces en nuestra "zona de confort", lo cual a veces está bien, pero hay otras que está mal. Pienso que hay que cambiar eso de no salir de la zona de confort, porque tenemos que hacer cosas variadas en nuestra vida, porque a mi, personalmente, me cansa el hacer todos los días lo mismo. Y estoy seguro de que por ejemplo, a nadie le gustaría comer todos los días la misma comida... También es divertido cambiar las zonas por las que vas, ya sea caminando o haciendo deporte...

También pienso que las personas nos solemos poner pocas metas, y las metas que nos proponemos son difíciles y las queremos cumplir en poco, muy poco tiempo. Es mejor empezar en dificultad fácil y luego ya vas subiendo de dificultad. Hasta que consigas llegar a esa meta que te propongas.

Resumiendo, pienso que tenemos mucho mundo que descubrir y que nos tienen que pasar muchas cosas y que la vida es muy corta como para pasarla sentado en el sofá de casa viendo como se pasan los días sin hacer nada.

Carlos Romín, 1Bach A

Gloria H G dijo...

Me parece que hay que salir de la zona de confort para estar más sanos y mejor físicamente.
Gloria Herrero, 1 Bach B

Anónimo dijo...

Salir de nuestra zona de confort parece que nos da pánico, ya que la mayoría de las cosas que no están en nuestra rutina las asociamos como raras e incluso, en ocasiones, como negativas. Error, por nuestra parte, pensar de esa forma.
Se debe ser realista, con todo lo que eres y todo lo que "quieres" llegar a ser en todos los ámbitos: estudios, deporte... Y hay que entender que salir de la monotonía puede ser mucho mejor para poder alcanzar nuestros objetivos.
Con esfuerzo, constancia y dedicación, todo es posible.

Ana Bailén 2 Bach

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, me parece que cada vez mas hay gente que esta en "la zona de confort" y esto no es bueno.Por supuesto que es mas comodo estar en el sofa, pero si no encontramos motivaciones, si no nos esforzamos , si no nos relacionamos, entraremos en ese sedentarismo que acabra perjudicandonos en el futuro.

Por tanto hay que salir de esa zona y encontrar esa actividad física que nos guste , para practicarla y disfrutarla y a la vez que nos motiva. Porque asi tendremos beneficios por todos lados, tanto físicamente como mental.
Ademas es una buena forma de superarse y de buscar lo mejor de uno mismo.

Carlos Morelló Zamora 2º Bachiller

Andrei Mitru dijo...

Pienso que podemos estar en nuestra zona de confort incluso teniendo una rutina de hacer alguna actividad física. Es cierto que asociamos zona de confort a "Sedentarismo" pero yo creo que se puede interpretar de otra manera.
Andrei Mitru 2Bach A

Anónimo dijo...

Mi opinión es que hay que salir de vez en cuando de nuestra zona de confort para provocar cambios en nuestra rutina y sobretodo en nuestra actividad física .Al fin y al cabo hay que probar cosas nuevas.
JORGE NIETO LÓPEZ 3ESO B

Anónimo dijo...

El problema es el que ya has nombrado, las excusas. Del dicho al hecho... pero si que es cierto todo esto ya que hay mucha gente (y me incluyo) que nunca hace nada y que es todo bastante monótono pero creo que va con cada persona y con las cosas que a cada uno le llame la atención ya que si hay que hacer algo de actividad física y realmente esto no te gusta... Pero sí, es cierto que hay que cuidarse, hacer cosas y no convertir todo en un día monótono, siempre igual y que no te aporte nada.
María García Puchades 1 Bach A

Pablo Flores dijo...

La "zona de confort" llega a ser un gran problema en nuestra sociedad donde no hacer deporte y estar todo el día enfrente del televisor es una práctica constante. Como bien se ha dicho antes la zona de confort hace que caigas en rutinas poco recomendables para la salud y que a la larga solo te causarán daños.
Una de las mejores maneras de abandonar esta "zona de confort" es la actividad física aunque para algunos sea "morir" de la fatiga y el cansancio que les produce practicar deporte después de mucho tiempo. Mas bien es al contrario, sentir esas sensaciones de cansancio y extenuación te pueden llegar a hacer sentir más vivo que nunca, sobre todo después de haber cumplido un objetivo que llevabas persiguiendo durante mucho tiempo. Esto también se puede aplicar en otros campos que no sean el deporte, pero el deporte es el ejemplo perfecto de auto superación que nos lleva a salir de esa "zona de confort" que nos va matando por dentro.

Un aspecto también importante es como la zona de confort no solo afecta a la salud física sino también a la mental, caer en la rutina desgasta tu mente al hacer una y otra vez todos los días sin cambiar ninguna rutina. Por tanto, realizar alguna actividad extra o buscar nuevas actividades son buenas opciones para hacer algo nuevo y hacer tu mente algo más sana.

En conclusión, tenemos que abandonar todos los hábitos sedentarios a los que estamos aferrados, y esto solo se puede conseguir con fuerza de voluntad y disposición a buscar una vida más activa y saludable.

Pablo Flores Navarro 2ºBach B

alicia dijo...


Ante esta sociedad tan cambiante y frenética, buscamos seguridad, estabilidad, tranquilidad... Por lo que muchos nos acomodamos y entramos en "La zona de comfort".
Estas sensaciones que nos produce, y que tan buscadas son, se tratan solo de un estado mental, que en cualquier momento podemos cambiar.

La gente, nosotros, nos hemos acomodado, no tenemos objetivos, metas que cumplir, y lo más importante y sobretodo de lo que no nos damos cuenta es de que el tiempo va pasando, y poco a poco se nos van escapando las oportunidades, dentro de unos años ya no seremos tan jóvenes como para poder hacer lo que sea, nos cansaremos antes, nuestro ritmo no será el mismo, ni nuestra condición física tampoco... a menos de que lo cambiemos con unos adecuados hábitos deportivos.

Nos encontramos en el momento idóneo para hacer todo lo que nos propongamos, tenemos la fuerza, pero no las ganas (la mayoría).

En el momento en el que a uno se le enciende la lucecita y dice: Voy a hacer algo, lo que sea, un poco de deporte... Aparecen cien mil pensamientos que te dicen, para que lo vas ha hacer, si así como estas, está muy bien.

Lo que debemos hacer es plantarle cara a todo lo que nos frena y no nos deja cumplir nuestros objetivos. Estos objetivos deben de ser realistas, ya que si no los son nos desilusionaremos muy pronto y abandonaremos. Si uno nunca ha hecho deporte, no debe esperar en el primer día que va a poder correr una maratón y que no tendrá agujetas.


Lo importante no es si nuestro objetivo está muy lejano o si nos parece imposible, el trabajo duro, la constancia... Hacen que podamos conseguir todo lo que nos propongamos, nunca debemos tirar la toalla, ya que si lo hacemos estamos perdidos.
Debemos creer en nosotros, en nuestra fuerza de voluntad, y si queremos hacer algo, aunque no reunamos las condiciones necesarias, lo hacemos, o por lo menos lo intentamos, no nos negamos sin haberlo intentado al menos. En el deporte y como en todo en la vida, está lleno de esguinces, caídas, tropezones, roturas... Pero no deben frenarnos, si nos caemos nos levantamos, y seguimos entrenando, y no pasa nada.

Y de este modo, dejaremos de ser unos acomodados para convertirnos en unos luchadores, que no se rinden ante las adversidades, por muy duras que parezcan.

ALICIA SÁNCHEZ MOLERO, 2A BACH.

Anónimo dijo...

Pienso que el artículo está bien para abrir algunas mentes, pero creo que hace falta mirar por el alumno, ya que no solo tenemos preocupaciones de estudios (cosa que deberíamos saber por que todos somos o habéis sido adolescentes) si no también sociales, familiares, etc. Claro que también hay gente que no tiene tantas.

Entonces, a la hora de salir a hacer deporte o actividad física, en bastantes personas es complicado encontrar tiempo, pues tenemos la academia de inglés, vida familiar, vamos a clases de música y otras extraescolares, a parte de las horas de estudio. Quiero decir, tenemos que dedicar un tiempo que lo tenemos que quitar de vida social, dormir, estudios...

Con esto no quiero decir que debamos salir de nuestra zona de confort, pero tenemos muchas exigencias y obligaciones que muchas veces nos complica salir de ese bucle de vida o llevar una vida un poco más sana.

Concluyo con un ejemplo personal, yo hago deporte, intento sacar buenas notas, leo libros, tengo amigos... Pero no duermo lo suficiente, no por insomnio, si no por que no dispongo de tiempo suficiente y duermo 2 o 3 horas menos de lo recomendable a mi edad, creo que es imposible hacer todo lo que hay que hacer para tener una vida sana.

Cristina Fernández 3° ESO A

teresa peñalver navarro dijo...

La "zona de confort" para la mayoría es seguir la rutina y por mucho que no tengas tiempo no estaría mal hacer algo nuevo para variar yo creo que en lo que viene al tema del deporte es una de las cosas que más se debería practicar ya que no hace falta mucho tiempo, siempre hay que probar cosas nuevas.
Teresa Peñalver Navarro 3°Eso C

Anónimo dijo...

Zaira Lleó Llopis 2º Bachillerato A.

Lo cierto, es que tienes razón, en cuanto nos salimos un poco de lo rutinario, de lo cómodo, nos parece perder el tiempo, o algo negativo en nuestra vida, más que nada porque no conocemos aquello a lo que podemos enfrentarnos o aquello a lo que podemos llegar a ser. Pero con escuerzo, podemos llegar a donde queramos, marcarnos objetivos (como bien dices) realistas y llevarlos a cabo, para darnos cuenta de que realmente, salir de nuestra zona de confort puede ser algo muy beneficioso tanto en nuestra vida, como en nuestros estudios, etc, etc.

Zaira Lleó 2º Bach. A

Anónimo dijo...

No solemos estar conformes con salir de nuestra "zona de confort", pues está muy bien eso de sentirse seguro y cómodo con la situación actual.
En cuanto a la actividad física, la "zona de confort" también existe. Para salir de ella, debemos marcarnos objetivos que seamos capaces de cumplir y ser constante con lo que hacemos.
Saliendo de la comodidad, obtendremos una mejora física y de hábitos que hará nuestra vida más sana.

Esther Acebrón 1°BachB

Victoria peñalver navarro dijo...

Nunca está mal probar cosas nuevas .Lo mejor para salir de nuestra zona de confort es tener objetivos,así cuando los alcanzas te sientes muy bien contigo mismo y tienes más ganas de proponerte más.Lo peor es,que todo lo que hagamos en la adolescencia nos va a repercutir cuando seamos adultos,mejor que sean bueno os hábitos que no malos .Victoria Peñalver 3 eso b

Alex Mora Martinez dijo...

Estoy de acuerdo con tigo que hay que salir de la zona de confort porque seguir una rutina diaria al fin y al cabo no es muy bueno para la salud, pienso que hay que probar cosas nuevas
Alejandro Mora Martinez 4ºPDC

Anónimo dijo...

ESTAR EN TU "ZONA DE COMFORT" ESTA BIEN SIEMPRE QUE ESO INCLUYA HACER ACCTIVIDAD FÍSICA DE VEZ EN CUANDO, YA SEA POR DIVERSIÓN O POR CONSEGUIR ALGUNA META.

MARC ESTELLÉS RIOS 4ºA

Anónimo dijo...

En mi opinión la mayoría de personas atribuimos el hecho de estar en la "zona de confort" a llevar una vida sedentaria.Pero creo que para llegar a la "zona de confort absoluto" deberíamos realizar algun tipo de ejercicio para sentirnos mejor con nosotros mismos ahora que nuestra edad y nuestro estado de salud nos lo permite.

Laura González Roldán 1BACH A

Parawhore All I Wanted dijo...

Sara García 1 Bach A

elena dijo...

Sí es cierto que tendemos a entrar en esa zona de confort en la adolescencia...muchas veces, queremos salir con objetivos que en un principio estamos dispuestos a realizar pero al cabo de unos días perdemos el interés, la motivación y al darnos cuenta de que nos hemos puesto un objetivo complejo, tendemos abandonar esa meta haciendo que volvamos al sedentarismo y volviendo "a la rutina de siempre."
Son metas imaginarias, porque pensamos que podemos llegar a ella hasta que nos damos cuenta de que nos cuesta, por simple comodidad, abandonamos.
Ahora podemos leer este texto, hacernos reflexionar, incluso querer abandonar esa zona de confort, pero al final, se tirará la toalla, o tal vez no, y sí logren cambiar su método de vida, satisfaciendose más como persona, conociendose mejor, aprendiendo nuevas cosas, [DIVERTIENDOSE] y haciendo así posible llegar a la meta que tú te propongas.
Esto puede ser la primera meta de otras muchas más haciendo que te des cuenta de que si te lo propones, lo consigues, porque quierendo, se puede.


Elena Beltrán Rams.

1bachA

Anónimo dijo...

En mi opinión es cierto muchos estamos y buscamos esa zona de confort, porque en ella nos sentimos a gusto y cómodos. Muchas veces existe el problema de que hemos caído en un sedentarismo y una rutina sin darnos cuenta de que estamos atrapados en ella. Esto se refleja en nuestra salud no sólo física sino también mental, ya que esta rutina hace que estemos aburridos, desmotivados, cansados… y bajos de ánimo en general. Y no es hasta que salimos de casa y probamos una nueva actividad que nos gusta y nos motiva cuando nos damos cuenta de que estábamos haciendo antes algo mal. Por eso es conveniente hacer algo nuevo, y conocer y relacionarnos con gente que no conocíamos durante cada curso. Ya que ello no sólo nos ayuda a ser felices y ilusionados, sino que nos ayuda a crece como personas.

Yuesuo Pan
1º Bach B

Anónimo dijo...

Esta entrada me parece muy interesante a la vez que positiva y motivadora.
Yo soy muy vaga para hacer ejercicio y salir de mi zona de confort.
Yo, al igual que muchas personas, me cuesta mucho hacer actividad física y esto tendrá muchas consecuencias en mi salud con el paso del tiempo.
Gracias por el positivismo que transmites siempre en tus entradas

Nerea Cercos Agudo 1BACH A

Anónimo dijo...

Es un problema importante el de "la zona de confort", pues normalmente nos limitamos a pasar los días tal y como nos han enseñado, y así, no es posible que aprendamos más. Para mí una vida allí es una vida vacía... Sin aspiraciones, con ideas y metas que no nos pertenecen; las que nos han dado, y que entiendo que a mucha gente le puedan resultar poco atractivas.

Creo que si estuviéramos más acostumbrados a hacer cosas nuevas y variadas, o buscáramos intereses, ya sea fuera o dentro de nuestra rutina diaria, que nos hicieran ser personas más productivas, esto estaría dentro de nuestra zona de confort. En definitiva, hay que buscar lo que la sopor de nuestro día a día nos oculta, y la actividad física puede ser una buena técnica para activarnos que nos puede llevar a conocer más y también disfrutar más.

Miriam Navarrete 1º Bach A

irene muñoz dijo...

El problema que tiene no salir de "la zona de confort" es el hecho de que cuanto más tiempo sigamos sin salir de ella, menos ganas pondremos o tendremos de proponernos cosas para hacerlas.
Si que es cierto que estamos ahora en la edad de intentar hacer algo por cambiar las rutinas quizás, eso de ir a clase, volver y no hacer otra cosa que estar con el móvil.
Pienso que este artículo esta muy bien ya que hace que nos demos cuenta que realmente intentar ir a por un objetivo siendo constantes y con muchas ganas puede cambiarnos el futuro de muchas maneras, ser constantes e intentar llevar a cavo hacer deporte ya sea el que sea es bueno tanto para la salud como para uno mismo, poder rellenar esos ratos libres en los que no sabes que hacer y dedicar tiempo a ese intento de salir de "la zona de confort".

IRENE MUÑOZ 1°BACH A

Anónimo dijo...

Esta claro que la "Zona de confort" no es la mejor, ya que yo soy de esa clase de personas que piensa que hacer siempre lo mismo cansa, por eso mismo pienso que salir de la "zona de confort" esta bastante bien, aunque hablando en el tema de hacer ejercicio a todas aquellas personas que somos sedentarias nos cuesta mas, ya que aunque de vez en cuando nos lo propongamos siempre llega el momento en el que abandonamos nuestra proposición, ya sea por cansancio, desmotivación o cualquier excusa que nos pongamos a nosotros mismos.

Alicia Fuentes Bonastre 1ºBACH-A

Anónimo dijo...

Hay muchas formas de salir de la zona de confort. Una de ellas, como bien dices, es el ejercicio físico, pero hay muchas maneras más, cada cual puede encontrar la forma ideal para ello.

Pasar un rato en el sofá haciendo nada no mata a nadie, pero si se alarga mucho en el tiempo, termiar afectando tanto a tu salud física como psicológica, ya que se te vn yendo las ganas de hacer más cosas. Al fin y al cabo, no es muy dificil coger media hora del día para hacer un poco de ejercicio, leer, salir a la calle a hacer cosas nuevas.

Salir de esta zona de confort siempre requiere cierta incomodidad y miedo, pero al salir de ella, consigues buenos resultados.

Rocío López Montaner. 1 Bach A

Anónimo dijo...

Tienes razón , deberiamos salir de la "zona de confort" para sentirnos mejor con nosotros mismos , para tener buena salud y estar mejor fisicamente , y no llevar una vida sedentaria.

Irene Navarro López. 1ºBACH A

Anónimo dijo...

Estamosmuy acostumbrados a nuestra "Zona de confort" y esto a la larga nos puede perjudicar. Pienso que estamos en la mejor edad para dejar lo rutinario de lado y empezar a hacer cosas nuevas, ser mas activos, y aprender a divertirnos de forma diferente con el deporte.

LAURA FUENTES BONASTRE. 1ºBACH A.

Anónimo dijo...

La "zona de confort" está presente en las vidas de gran mayoría de personas, de adolescentes, de adultos... La mayoría de los adolescentes no salen de ella, ya que hacer deporte les supone un esfuerzo extra. Cuando tienen tiempo libre prefieren hacer sus hábitos de siempre (salir con sus amigos, de fiesta, ver la tele, jugar a videojuegos...) en vez de hacer algo nuevo, y salir de esa zona de confort, pero les supone un pateo. Sólo deciden salir de esa zona de confort cuando ven que lo necesitan, bien sea por su salud o por su aspecto físico. Pienso que la mejor edad para adquirir esos nuevos hábitos es la adolescencia,y acostumbrarnos a tener buenos hábitos, saludables fuera de esa zona de confort, para no convertirnos en un futuro en adultos sedentairos. Este es nuestro momento.

MIREIA MARTÍ SARRIÓN 1ºBACH. A

Anónimo dijo...

Permanecer en la 'zona de confort' es mantener una rutina, que para la mayoría de las personas suele ser una rutina cómoda, ya que a todos los gusta estar cómodos cuando no tenemos nada que hacer, pero a veces esa comodidad no es buena porque te hace estar en continuo conformismo, ya que hacer siempre lo mismo causa malos hábitos, porque contra menos hacemos, menos queremos hacer y por lo tanto más nos cuenta y menos motivados estamos. No está mal descansar y acomodarnos de vez en cuando pero que este descanso se convierta en pura rutina es perjudicial, por eso es mejor tener buenos hábitos de vida y movernos, que no nos cuesta nada, con motivación, dedicación y constancia todo se puede, para que en un futuro nos sintamos mejor con nosotros mismos.

PAULA NIETO LÓPEZ 1ºBACH B

Jose Gomez dijo...

La zona de confort es mala para la salud por muy bien que te sientas luego pagas las consecuencias , por eso es mejor salir de esa zona y variar un poco la rutina , el cuerpo te lo agradecerá.

JOSE GÓMEZ RUIZ 4ºA

Elena López Benlloch 4A dijo...

La "zona de confort" realmente es nuestro día a día , nuestra rutina...¿Pero y que pasa si esa rutina no es saludable? Llevar una vida día a día ligada al sedentarismo puede perjudicarnos en todos los sentidos. El deporte es algo necesario para todos nosotros y más con nuestra edad, porque ahora tenemos el poder de decidir que clase de condición física queremos tener en un futuro, ya sea buena o mala. La elección de esta cuestión conllevará o no tener problemas, como enfermedades graves, durante nuestra etapa adulta.
Salir de la "zona de confort" tan poco es tan malo como algunos piensan, pues seguir la misma rutina día a día cansa y poder hacer otro tipo de cosas nos ayuda a salir de esa zona en la que tanto tiempo solemos permanecer. Para ello nuestros propósitos tienen que ser realistas y adaptados a nuestra condición física y dejar de estar tanto tiempo en el sofá o con el móvil.
Empezando con algo que nos gusta puede ser un gran comienzo ,como ir acompañados de algún amigo o ya sea ir solo combinando música con el deporte u otra herramienta con la que nos sintamos a gusto del todo para obtener nuestro objetivo y salir de esa "zona de confort"a la que tan acostumbrados solemos estar.

Anónimo dijo...

hacer cosas muevas también esta bien, salir de nuestra zona de confort debería ser obligatorio para no caer en la monotonía
Dilan C.Moreno 1A Bach

Anónimo dijo...

Yo estoy de acuerdo. Por un lado, aplicado a las ambiciones de la vida en general, por culpa de esta zona en el mundo se pierda gran parte de talento. Por ejemplo, una persona que canta muy bien, que podria ir a clases, que podria mejorar, al quedarse en esta zona por comodidad o ierde esa experiencia.
Por otro lado, aplicado al ejercicio fisico, creo que las personas deberiamos hacer a diario, puesto que es muy saludable y nos ayuda a mantenernos sanos. Salir de esta zona de confort es importante, pues por ella, creo yo, perdemos muchas experiencias positivas po las que podriamos pasar, es una lastima.
Lourdes María Espinosa 1°Bach A

Anónimo dijo...

LAURA GENOVÉS HERRERA 2 BACH. A
Respecto a la definición de confort, pienso que los jovenes aunque sepamos el concepto de confort lo asociamos mal, es decir, los asociamos al sedentarismo cuando realmente deberíamos ver que la actividad física es la causa de nuestro confort. Al igual que nuestra zona de confort en la cual deberíamos añadir la actividad física y tomarla como rutina. Es verdad que somos jóvenes y no padecemos por lo general ningún problema de salud pero hay que pensar a la larga y empezar a aprender a dar importancia y en algunos casos prioridad a la actividad fisica para cuidar nuestra salud.

Anónimo dijo...

Es ben cert que sempre busquem que la nostra de confort sigui calmada i sense esgotaments. Molta gent, fican't-me al cap d'aquesta llista, ens dediquem a pasar els dies, sobretot entre setmana gitats al sofà sense fer res de res. Es cert que, almenys en mí, quan arriba el cap de setmana i aconseguix-ho fer les activitats que m'agraden, pense, ostras, estic destruït, he de ficar-me a fer esport a sovint a partir del dilluns, i això em pasa cap de setmana rere l'altre.
Cert és, que ara ens els examens finals, la selectivitat, algú diría, imposible desenganxarme dels llibrees, pero practicar alguna activitat esportiva, pot ser una vía d'escaop per organitzar les idees mentals. I fen aixó dia rere dia, al final ho convertirem en un hàbit nostre, formarà part de la nostra zona de confort.

Lluís Bengochea, 2º Batx A

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo de salir de la zona de confort, aunque siempre y cuando tengamos algo de tiempo libre, porque muchas veces mandan un montón de trabajos y sobre todo estudiar para los exámenes, y ahora más ya que estamos al final del curso, en el tiempo libre es verdad que podemos hacer algo de actividad física, pero algunos querrán repasar de algunas asignaturas o descansar de ellas, eso lo tenemos que solucionar por nosotros mismos haciendo un planing para el tiempo libre, un rato estudiar, otro hacer deberes, otro descansar, o antes de descansar un poco de actividad física.

David Cuesta López 4-B

Anónimo dijo...

Que importante es salir de la zona de confort! En todos los aspectos, hay que dejar la monotonía para sentirnos llenos y felices, hacer cosas diferentes cada día (o cada semana) conocer a gente nueva, ir a sitios que nunca has ido, y hacer deporte. El deporte es una actividad que te ayuda a despejarte de tu vida diaria (despertarte, ir a clase, hacer los deberes, ver la tele y dormir), para sentirte bien contigo mismo es muy importante practicar algún deporte, el que sea.
Sonia López Carrasco 2Bach

Paula fabado dijo...

Hemos entendido siempre la zona de confort como algo positivo, porque de hecho significa comodidad y felicidad. Pero esta entrada nos abre los ojos y nos hace ver que la felicidad y la diversión la podemos encontrar sobre todo fuera de esta zona de confort, poniéndonos en movimiento, encontrando alguna actividad que nos guste y que se salga de nuestra rutina y relacionándonos con nuestros amigos. Por lo tanto es muy importante para nuestra salud a corto y largo plazo realizar cualquier tipo de actividad física que nos saque de nuestra zona de confort.
Paula Fabado Tortajada 2ºBachB

Anónimo dijo...

La zona de confort o rutina está bien pero tenemos que buscar cosas para entretenernos, ya que si siempre hiciéramos exactamente lo mismo nos acabaríamos agobiando. Hay que salir de la zona de confort y hacer cosas nuevas.
Marina Mañas Heredia 3ESO B

Anónimo dijo...

Nacho Núñez López, 3 ° A

Marta Sanchis Ibañez dijo...

Como bien dices, la mayoría de nosotros vivimos diariamente en esa "zona de confort", y es que se vive bien! Pero como todo tiene sus inconvenientes, aunque este sea más grabe de lo que pensamos. Deshacernos de este estilo de vida, ya sea practicando algún deportivo o a nivel social, nos aporta vitalidad y felicidad, cosas que muchas veces echamos en falta. Y yo, que vivo acomodada la mayor parte del tiempo, cuando de verdad salgo de mi rutina y hago cosas diferentes es cuando más disfruto, y es que la vida no se tiene que basar en situaciones monótonas, sino en todo lo contrario, en hacer cosas diferentes cada día. Muchas veces el problema no es no encontrar un actividad que te guste, sino el no poder salir de este acomodamiento. Y otras, el problema es cuando no encuentras esa actividad que te motive, y entonces caes en esa zona de confort.

Me aconsejo a mi misma, y a todos, a hacer algún deporte, aprender a tocar un instrumento... lo que sea pero a hacer algo que nos haga salir de esa zona.

Anónimo dijo...

Todos tenemos que encontrar esa pequeña actividad que haga que en nosotros nazca un mínimo de espíritu de lucha y superación, como bien dices hay muchas tareas que pueden servirnos pero esta vez me voy a hacer una promesa y verdaderamente este verano voy a ponerme en marcha en esto.
Lo primero por razones de salud, en el futuro me lo agradeceré o por el contrario- si al final me rindo y esperemos que no- al menos podré reflexionar. Lo segundo, es una razón que está vinculada a la anterior, ser un poquito más positiva y para eso cambiar mi manera de ver las cosas a través de un deporte moderado pero continuo.
Evolucionar, salir de la rutina – el sofá en mi caso-, son ideas que todos nos replanteamos pero por A o por B siempre nos aferramos a una excusa que nos haga seguir en nuestra zona de confort. Hay veces que ni siquiera yo doy por válida la razón de esa excusa pero sin embargo no hago nada por evitarlo. Así pues, este verano ya toca.

Sara Cebellán Debón, 1 BACH-B

Razvan Jubleanu Nicolae dijo...

Yo, sinceramente, digo y reconozco que antes no era de hacer mucho deporte ni actividad fisica. Todo se resumía en llegar a casa, ver la tele/jugar al ordenador, y después los fines de semana, ir de vez en cuando a jugar al futbol con amigos y conocidos. Estoy de acuerdo con que la zona de confort es como una piedra en nuestro camino a la felicidad fisica y psicológica absoluta. Yo ya a los 16 años comencé a ir al gimnasio para romper esta monotonía que corrompia mi vida. A día de hoy ya estoy conforme conmigo mismo, y en este aspecto hay pocas cosas que quiera cambiar.

Razvan Jubleanu Nicolae dijo...

Razvan Jubleanu Nicolae 1bach B

Elena dijo...

100% de acuerdo con la entrada. La zona de confort es muy tentadora, el pasarte tardes enteras jugando a videojuegos, viendo nuestras series favoritas o simplemente sin hacer nada, puede sonar una idea fantástica. Pero a la larga, todo pasa factura y además llevar siempre la misma rutina, sin metas ni objetivos puede llegar a ser muy desmotivante. Realizar una actividad deportiva que nos saque de vez en cuando de esa zona de confort es una idea magnífica. Ya que a parte de favorecenos a nosotros mismo físicamente, nos estamos volviendo más organizados al intentar compaginar nuestra vida social, con el deporte y con los estudios. Yo, por ejemplo, juego en un equipo de volleyball y entreno unas 8 horas semanales añadiendo partidos. Esto me sirve, no solo para evadirme de todo un poco y para hacer actividad física, además también he aprendido mucho a trabajar en equipo y a no pensar solo en mi propio bien, si no en el del resto del equipo. A parte, como jugadora, me voy proponiendo metas, lo cual me da más motivación a la hora de ir a entrenar y en los partidos. Una vez he cumplido una meta, me propongo otra y así sucesivamente. No hay mayor recompensa que ver tu propia mejora después de tanto trabajo.
Elena Fernández, 1º bach B.

Anónimo dijo...

A veces o difícil es encontrar aquello que te haga salir de la "Zona de Confort" y una vez lo tengas no convertirlo en algo monótono y que acabe siendo una actividad mas de nuestra rutina. Superar barreras

Alberto Avendaño Calderón 1ºBach "A"

Carla Mengual dijo...

Tal y como dice la entrada, tendemos a asociar el confort con la comodidad y el relax. No obstante, no nos damos cuenta de que, aunque relajarse está muy bien, no podemos vivir en una comodidad constante, en la que no hacemos nada con nuestro cuerpo ni con nuestra mente. De esta manera, no adquirimos nada, y aunque resulte muy cómodo, es como si nos quedásemos estancados, como si no avanzáramos en un mundo que evoluciona a pasos de gigante. Por esta razón, creo, como bien dice en la entrada, que es necesario salir de esta zona tan cómoda, para ir más allá de nuestros límites, para conseguir hacer de nosotros una persona más inteligente, con más habilidades, más sana y menos conformista. Esto, lo podemos hacer de muchas maneras, y aunque cueste un poco ponerse a ello, los resultados y la satisfacción que obtenemos después son mucho más reconfortantes.
Como ya hemos repetido muchas veces, las excusas no sirven aquí, porque la gran variedad de posibilidades impide que no encontremos algo que nos guste, solo depende de nosotros. Una vez nos pongamos #enmovimiento abandonaremos esa zona de confort para pasar a una zona de diversión, de satisfacción y de crecimiento. Entonces, ¿por qué esperar más?

CARLA MENGUAL DÍAZ 2ºBACHB

Anónimo dijo...

Es verdad,tarde o temprano hay que salir de la zona de comfort porque en el dia de mañana las cosas no te las dan ya hechas sino que tienes que hacerlas tu mismo y trabajar, estoy totalmente de acuerdo contigo, y que hay que fomentar la actividad fisica, yo por ejemplo antes de entrar en la ESO, no hacia casi nada de deporte, a lo mejor me iba un dia cada dos semanas a correr o iba un dia a la semana y desde que entre en la eso quise hacer mas deporte aunque fuera media hora al dia, algo, porque sino uno se acomoda y poco a poco va haciendo menos y menos cosas, y vas a correr un rato o a ir en bici y te cansas mas, si uno hace deporte todos los dias aunque sea poco luego se nota, pero encuentro un problema que supongo que es el que la malloria de nosotros tenemos, por unas circunstancias u otras que es la falta de tiempo, muchisimas veces no he podido hacer deporte a causa de algun percance, de normal algun examen o muchos deberes acumulados. Resumiendo hay que hacer deporte, pero nos falta tiempo. Un consejo para el lector que crea que es sedentario "No pienses hazlo", no pienses en las cosas buenas o las malas simplemente hazlo, y despues de hacerlo piensas en las cosas buenas que trae hacer deporte.

Juan Bautista Alfonso Canovas 4ºEso A

Anónimo dijo...

En mi opinión me creo que al estar en una zona de confort se esta bien y salir de ella cuesta, como bien se dice en el post, aun así en mi parecer creo que deberíamos, intentar salir de ella , como en mi caso , debería salir, y hacer deporte u alguna actividad diferente a la rutina diaria. Por ello creo que voy a empezar a buscar alguna actividad, si es en compañía mejor

Mª Amparo Del Río Fresneda 1º Bachiller B

Begoña Peña Giménez dijo...

Estoy de acuerdo. Cuando haces algo fuera de la rutina, te sientes como si hubieras hecho algo útil, algo que tendrá una recompensa. Pero eso requiere salir de nuestra zona de confort, algo que no suele apetecer y que siempre evitamos con la típica frase: "Es que no tengo tiempo". Ese tiempo existe, pero no sabemos gestionarlo. Pienso que la manera de aprovecharlo es hacerse un planning, algo así como un horario, para obligarte cumplir con ese objetivo que te has propuesto. Uno de esos objetivos puede ser realizar actividad física, que más que ser un objetivo, es una necesidad. Somos seres activos, y el cuerpo, aunque no lo parece, se resiente cuando uno es sedentario.

Begoña Peña Giménez dijo...

1bachB

Julian Berlanga dijo...

Yo creo que lo principal es adaptar tu zona de comfort a una actividad saludable, y ya de ahí ir poco a poco sobrepasandola y superando tus metas, y a partir de ahi ir adaptando tu zona de confort cada vez a mas actividad física Julián B 4a

Julian Berlanga dijo...

Yo creo que lo principal es adaptar tu zona de comfort a una actividad saludable, y ya de ahí ir poco a poco sobrepasandola y superando tus metas, y a partir de ahi ir adaptando tu zona de confort cada vez a mas actividad física Julián B 4a

Oscar Blanco dijo...

La verdad es que yo, hasta este curso, siempre he tenido una vida sedentaria y sin salir de mi zona de confort. Pero este año he empezado a jugar a baloncesto, en el patio y fuera del instituto, y me doy cuenta de que esto me está haciendo mejor mi autoestima. Fíjate, que hasta me he apuntado a una carrera JAJA. Eso hace años era impensable. Cada vez me siento más comodo conmigo mismo. Así que recomiendo salir de la zona de confort, te mejora tu autoestima


1 BACH A

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con esta entrada, si salimos de nuestra "zona de confort" al dia de mañana lo agradeceremos. Por muy comoda que sea, debemos hacer algo al respecto.
Yo admito que tengo una vida sedentaria y estar en esta comodidad constante no es saludable, en mi opinion.
Salir de esto lo podemos hacer de muchas maneras, aunque cueste un poco hacerlo, la satisfaccion de sus resultados merecen la pena. Todos con esfuerzo y dedicacion podemos alcanzar nuestros objetivos, apartando todo tipo de excusas, sobre todo las tipicas: Que pereza! No quiero sudar, no me apetece...etc

YASMIN RODRIGUEZ 1ºBACH A

Anónimo dijo...

Asociamos el confort como comodidad y relax, pero luego esta la "zona de confort" y es una comodidad contante sin hacer actividad física. Esto estaría bien por un tiempo, de esa manera no obtenemos beneficios. Por lo que si no realizas actividad física es porque no quieres, porque siempre tienes un rato aunque no sea poco y hasta puedes hacerlo en casa. Y para llegar a salir de esa "zona de confort" como en la entrada se menciona es ir haciendo ejercicio poco a poco dentro de las posibilidades de cada uno, para llegar a hacer posible lo que parecía imposible (para muchos), porque al principio cuesta y al no estar acostumbrado sientes fatiga más rápidamente.
Marta Martínez Loza 2ºBACH B

chihab hk dijo...

En mi opinión, salir de aquello que consideramos zona de confort, no depende solo de la persona en sí, o de su personalidad o cosas similares, sino de lo que es también el entorno y la sociedad en la que vivimos, somos adolescentes aun, y nos dejamos influir mucho por los demás, ¿si todo el mundo es vago, yo no voy a ser el único tonto que se mueve...? Peguntas similares nos invaden la mente, pero a la hora de reflexionar, nos damos cuenta que tontos fuimos al hacer lo que hace la gente, así que concluyo que cada uno tiene la obligación, repito, la obligación de ser original, y pensar en su bienestar, tanto físico como psíquico, y ponerse en movimiento, porque como bien se menciona en la entrada, en edad adulta, lo agradeceremos.
Chihab Nakhcha 1Bach B

Anónimo dijo...

Salir de nuestra "zona de confort" es difícil ya que todos preferimos seguir con la rutina, sentarnos en el sofá, ver la tele...Pero es necesario salir de la rutina de nuestra "zona de confort", ya que realizar cualquier actividad física es beneficiosa para nuestra salud,y para sentirnos bien con nosotros mismos.Realizar cualquier actividad no supone un gran coste ya que se puede realizar en casa, en la calle o en algún centro deportivo, por lo que el dinero no es una escusa para no realizar actividad física.Es recomendable salir de la rutina cuando eres joven porque así estas en forma y adquieres condición física y después obtendrás beneficios conforme vas creciendo y sigues realizando esa actividad.
Puede que al principio cueste realizar actividad física si anteriormente no se ha realizado ninguna, pero con constancia,esfuerzo, ganas y perseverancia se pueden conseguir y yendo poco a poco vas obteniendo mejores resultados en la actividad y te fatigas menos.Realizar una actividad física se tiene que coger como una rutina en nuestra vida.
Nuria Martínez Loza 2ºBachiller B

Anónimo dijo...

Creo que no deberíamos situarnos habitualmente en una zona de confort en la que la mayoría estamos acostumbrados, nuestra salud es esencial para el transcurso de nuestra vida y deberíamos de hacer un esfuerzo para salir de esa zona y para apartarla de nuestro lado de una vez.

Ernesto Villanueva Moratalla 1º Bachiller B

Anónimo dijo...

MARTA GARCÍA HERRERO
1º BACHILLERATO B

Estos consejos resultan útiles cuando tu vida transcurre en una verdadera zona de confort. Cuando tu rutina te hace feliz de alguna manera. Cuando la única presión que sientes es la de los estudios, como pone en la entrada. ¿Pero qué ocurre si aparte de esa presión tienes muchas otras preocupaciones?

El estado de ánimo que predomina en la vida de cada persona condiciona mucho, en base a lo que esta puede o no hacer. Si a menudo tiene un humor depresivo del que solo puede deshacerse dedicándose tiempo a sí mismo, estando en soledad y pudiendo reflexionar, pero ni siquiera se siente a gusto con la gente que le rodea y está obligado a verla día tras día; y aparte tiene obligaciones como los estudios que ocupan todo su tiempo libre, haciendo que su vida consista en estudiar, hacer trabajos y de vez en cuando posponer esas cosas para aislarse intentando que desaparezca la depresión. Pero no tiene éxito, porque las personas que se preocupan por él no le dan ese espacio que necesita y le recuerdan constantemente que tiene obligaciones que está dejando atrás, contribuyendo así, sin darse cuenta, a que su depresión aumente y tarde más en cesar. Lo que hace que acabe no haciendo sus obligaciones o haciéndolas a altas horas de la noche. Y eso hace que no duerma bien y al día siguiente no pueda concentrarse. Por lo que cada vez se siente peor, se le acumulan cosas que hacer, y solo sale de ese círculo vicioso cuando pasa algo bueno e inesperado en su vida, que temporalmente desvía su atención de los problemas que tiene.

Llevando esa vida uno acaba por replantearse el sentido de todo, pero encuentra consuelo llegando a la conclusión de que todos sus problemas se deben a la falta de tiempo, y por tanto, en vacaciones desaparecerán. Piensa que solo es cuestión aguantar y esperar.

Esa falta de tiempo le incapacita para poner nuevas metas en su vida. Para hacer cosas nuevas y saludables, como sugiere la entrada. Además de que le quita toda motivación. Y es por ello que considero que no es nada fácil salir de la zona de confort, a nivel deportivo, para determinadas personas. Que a veces no se trata de vaguería, sino de incapacidad.

Anónimo dijo...

Es muy cierto que muchas personas se quedan en su zona de confort, dónde yo también me incluyo, que es una zona segura, cómoda como ya se ha dicho. Nos equivocamos al quedarnos en esta zona porque es todos los días lo mismo, es una rutina que al final cansa y habría que hacer cosas más variadas pero nos da miedo. Por eso, primero hay que intentarlo, buscar algún deporte que nos guste o cualquier ejercicio e ir poco a poco y ahora que se acaba el curso no está la excusa de que no hago ejercicio porque no hay tiempo por los estudios, deberes…
En resumen, hay que hacer cosas variadas, salir de la rutina, que nos guste de verdad, que al final los resultados que obtendremos serán buenos y positivos para nuestra salud.
Ainoa Turégano Asensio 2ºBACH A.

Anónimo dijo...

La verdad es que una zona de confort no conlleva realmente nada bueno, si bien te lleva a una monotonía o rutina muy poco saludable.
Practicar deporte es una de las mejores actividades que puedes hacer y de bajo coste, ¿Por qué no aprovecharlo?
Roberto Alarcón 1ºBachA

Cristina Cifre dijo...

Esta reflexión resume nuestra adolescencia, almenos la de casi todos nosotros.
Comenzamos una edad difícil en primero de la eso, un curso en el que te acomodas, solo queires salir con los amigos y buscas una y mil excusas para no hacer actividad fisica, no tengo tiempo, hace calor, no me apetece...
Conforme crecemos, almenos en mi caso, nos empieza a importar más el fisico, estoy gorda, tengo celulitis... Pero es tanta la pereza que nos entra solo de pensar que tenemos que hacer ejercicio que salimos un dia, dos y no más. Porfín llega un dia en que te das cue ta que ya no por el fisico, si no por tu salud en general y tu salud mental, debes empezar a moverte, a ponerte en movimiento, y decides salir de esa zona de confort.
Aprovecho este comentario para darte las gracias a ti Santi por hacer todo lo que esta en tu mano para almenos intentar que nos movamos,y a mi personalmete me has servido de gran ayufa, haces un gran trabajo como persona y como profesor.

Cristina Cifre 2°B bachillerato

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo, aquí en la "zona de confort" se esa muy bien pero nos va acabar pasando factura.
Estoy contigo con lo de salir de hay, poco a poco se puede llegar a conseguir como bien dice la entrada con objetivos realistas y con algo que nos haga mover el culo sin mucha molestia. Ya o por sentirnos a gusto con nosotros mismos o llevar una vida saludable para que no nos acabe pasando factura.
Susana Subiela Rubio 4PDC

Paula Igual dijo...

Pienso que para estar sanos y a gusto con nosotros mismos tendríamos que salir de esa "zona de confort", ahora que nuestra edad y nuestro sistema nos lo permite.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con la entrada, pero yo a día de hoy aún no he encontrado esa actividad física que sea capaz de sacarme de la "zona de confort" en la que vivo. Es verdad que cuando quiero hacer cosas diferentes, lo último que se me pasa por la cabeza es hacer alguna actividad deportiva (como tú bien has dicho hacer una implicaría sudar, cansarme, etc...) Pero también he de decir que cada x tiempo me propongo hacer actividad física, aunque sea durante tres o cuatro semanas. Más vale eso que nada. En mi caso, aunque hacer deporte por mi cuenta no sea algo rutinario, ni algo que me motive, es algo que poco a poco estoy intentando adentrar en mi día a día. Y sé que poco a poco, esas tres o cuatro semanas se acabarán convirtiendo en meses. Es todo cuestión de no dejar de proponérselo.

Elena Bermudo García 1ºBach-B

Alex Ruiz dijo...

Unos de los problemas q tenes habitualmente y es por lo q estamos la mitad en la zoma de confort es por el minimo echo de la vageria a hacer algo ya q estamos comodos tumbados o sentados en el sofa,por eso hay q vencer la vageria y salir a hacer deporte.


Alejandro Ruiz 1 bach A

Anónimo dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo de salir de la zona de confort, ya que si seguimos ahi, estariamos siendo personas mediocres comparado con lo que podemos ser.
También esta bien salir de ella y cumplir tus metas y objetivos aunque tengas que esforzarte más de lo que te esperabas

Iván Leandro González Llapur 4°B

Anónimo dijo...

Es muy curioso y cierto lo de la zona de confort ya que en ella todos nos sentimos seguros y muy cómodos, de ahí su nombre jaja. Pero yo pienso que lo idóneo para cualquiera es encontrar el equilibrio entre la zona de confort y el esfuerzo, para así poder mejorar en el aspecto en el que nos esforcemos, para ser mejores, para estar en mejor forma física o simplemente por diversión, porqué quien se conformaría con ser uno más del montón cuando puede ser el mejor?

Emanuel González 1 Bach B

Anónimo dijo...

creo que es importante salir de esa zona de confort, por que si haces deporte te encontraras mas a gusto con tu cuerpo y ganaras seguridad en ti mismo, y eso es importante.
César Martínez García 1 BACH A

Anónimo dijo...

En mi opinión, todos deberíamos salir de la zona de confort, aventurarnos a experiencias nuevas, a no hacer que todos los días sean iguales,a cambiar. Sentirse bien con uno mismo, te ayuda a estar mejor con los demás, a subirte tu autoestima. Así que hay que poner el ejercicio físico en tu día a día y salir de esa zona de confort, siempre es mejor si lo haces en compañía, para esos días que te sientes más vago, cansado y demás, que sea ella la que te motive para salir y no quedarte en casa.

ESTEFANÍA MUÑOZ LOZANO 1BACH-A

Anónimo dijo...

En mi opinión creo que toda la gente por mucho que le cueste ha de salir de esa "zona de confort" ya que a la larga puede ser perjudicial para la salud, pienso que aunque a mucha gente le cueste salir de sus comodidades debe hacer algo para cambiar esto ya que haciendo deporte podrás tener una mejor salud.


Jaime Escribano Fernández 4º

Anónimo dijo...

Salir de nuestra zona de confort es lo mejor que podemos hacer por que estamos muy acostumbrados a ella y a la larga eso puede ser perjudicial, hacer deporte nos ayuda, tanto como para tener una buena salud como para estar mas contentos con nosotros mismos.
Nelson Benitez 4PDC

Anónimo dijo...

Creo que tienes razon. Creo que todos deberiamos salir de nuestra zona de confort para marcar un antes y un despues en nuestra rutina (por que al fin y al cabo si estamos en nuestra zona de conforto es una rutina, pero si salimos y hacemos ejercicio al final acabara siendo una rutina tambien) asi que con esto pienso que salir de mi zona de confort no solo seria empezar hacer deporte, es decir, empezaria con un deporte y al tiempo cambiaria a otro para que mi vida no fuera una constante rutina.
Asi que pienso que tanto introduciendo en mi vida habitos pequeños como otros mas avanzados ya se podria considerar salir de mi zona de confort; e iria aumentando estos habitos para evolucionarlos.
Noelia Rubio 1BachA

Anónimo dijo...

Está claro que debemos hacer ejercicio por los problemas que puede tener en un futuro pero no es tan fácil. En mi caso lo que más me lo impide es la falta de tiempo, que cuando me he puesto sería a tener algún tipo de ejercicio me he dado cuenta que era una excusa. Por ejemplo, estuve unos dos meses saliendo a correr dos días a la semana y al final acaba siendo rutina y como lo dejes una semana ya vuelves a caer en la zona de confort. Eso fue lo que me pasó porque las últimas semanas lo deje, luego vino fallas y después el cambio de hora que influyó mucho porque estaba acostumbrada a correr sobre las ocho que ya era de noche y claro, después no me apetecía correr con sol. Pero ahora que llega el verano ya no puedo tener la excusa del tiempo y puedo hacer otras actividades que me gustan más como nadar. Así que espero que este verano ser constante y crearme unos hábitos ya que el año que viene no tendremos educación física en 2º de bachiller y yo no puedo estar un curso entero sin hacer nada porque la verdad es que en esos dos meses que tuve de running me notaba los beneficios sobretodo en mi estado de ánimo y cómo me sentía conmigo misma.
Mª Isabel Blanco 1ºBachB

Clara Lápida dijo...

He de reconocer que para escribir este comentario he tenido que salir de mi zona de confort, lo cual me ha costado bastante. Al principio se me olvidaba hacerlo, luego me acordaba pero como era tarde o me faltaba tiempo lo iba dejando, y así a lo tonto ha pasado un mes.
Sobra decir que estoy de acuerdo con tu entrada, aunque en mi opinión, salir de la zona de confort no se trata simplemente de levantarse del sofá y ponerse a hacer cualquier cosa. Creo que existe una zona de confort para cada actividad que sabemos que podríamos hacer mejor pero no hacemos. Con esto me refiero, por ejemplo, a cuando sabes que estudiando el día anterior a un examen puedes aprobarlo, y también sabes que si te lo prepararas con anterioridad podrías sacar más nota, pero por comodidad te conformas con aprobar: estudiar el día de antes es tu zona de confort. También, para una misma actividad, dos personas tienen zonas de confort distintas, porque no tienen las mismas capacidades ni autoexigencia.
Me ha gustado mucho el eslogan que aparece en la última imagen, al final del texto, es muy motivador.
Pienso que es muy importante salir de la zona de confort, sobre todo en tu asignatura, y me preocupa recaer en el sedentarismo en los años venideros, al no tener educación física.
Clara María Ballester Orts, 1º Bachiller B

Anónimo dijo...

Pienso que hay que saber disfrutar de los momentos buenos y de relajación pero también hay que tener muy en cuenta que el tiempo corre en ambos sentidos por lo que debemos aprovechar el tiempo tanto para disfrutar como para tener unas metas, por lo tanto tenemos que tener muy claras nuestras ideas, por lo que el ejercicio siempre estará en las primeras posiciones de tareas a realizar en la vida cotidiana. El ejercicio siempre nos va a venir bien tanto para la salud como para la mente.

Iván Rus 1ºBach B

Anónimo dijo...

Tenemos que salir de nuestra zona de confort , ya que es bueno hacer ejercicio para estar bien contigo mismo o bien para que no se te atrocien los musculos y los huesos.


JORGE BARTÚ MIRALLES 4 ESO A

Anónimo dijo...

estoy conforme con tu opinion ya que en la zona de confort no te arriesgas a nada ya que estas comodo en esa zona, pero tienes que empezar a afrontar nuevos retos y nuevas ideas, y sera mucho mas sano para tu salud
Dominique Soriano Duran 4º PDC

Anónimo dijo...

en mi opinión creo que la zona de comfort es también una parte buena de toda persona, ya que todos necesitamos tiempo de relajación en nuestro día adía para descansar nosotros y nuestros músculos. el problema llega cuando hacemos de la zona de comfort algo excesivo y abusamos de ella.Toda persona debe disfrutar de un tiempo de ralajación (zona de comfort) pero no por ello tiene que dejar de hacer deporte diariamente,ya que el deòrte es indispensable en nuestra vida tanto para nuestra forma de ser como para nuestra salud.

ALBERTO PUEBLA 4a

Anónimo dijo...

yo creo que tienes que salir de tu zona de confort, porque sino engordas y es malo para la salud, y para hacer actividades es mejor tener un compañero ya que te motiva y si no quieres ir te convence para hacerlo, tienes que empezar de menos a mas.

moha dabo 4PDC

Anónimo dijo...

Hay que salir de la zona de confort, ya que es bueno tanto para nuestra salud como para nosotros mismo, para poder tener una vida más saludable y tener una vida mejor

Pablo Gutiérrez 4ºPDC

Anónimo dijo...

Si quieres tener una vida saludable debes salir de la zona de confort, ya que si no te acostumbras a los malos habitos y eso es malo para nuestra salud.

CARLA BALDÓ BALBOA 4ºA

Anónimo dijo...

Yo creo que no conseguimos salir de nuestra zona de confort porque queremos alcanzar esos objetivos en muy poco tiempo y con el esfuerzo mínimo, a parte de que la mayoría de la gente es vaga y como mucho puede llevar una pauta de actividades físicas un par de días o una semana seguida.
Nerea Guerrero Andreu 4°B

Anónimo dijo...

Yo creo que la zona de comfort esta claro que es la zona en la que la mayoria de personas se siente comoda, pero no es una buena zona ya que va a afectar negativamente a nuestra salud.
Yo creo que en una vida normal una persona puede tener algunos dias en la zona dicha, pero casi todos los dias deberias hacer un tiempo de deporte y por eemplo menos de sofa, pero hay tiempo para todo y sobretodo estar sano
SERGIO MARTINEZ CIFRE 4A

mirlenys gutierrez dijo...

En mi opinión me parece muy bien que hayas mencionado la diferencia entre confort y zona de confort, ya que, es muy grande la diferencia y muy importante además. Es una muy buena entrada para aquellas personas que estén decidiendo que hacer en su tiempo libre para cambiar su estilo de vida. Es cierto que no hay escusa para no hacer ningún tipo de actividad, ya que, se puede realizar de cualquier manera a comodidad de cualquier persona. Es muy interesante los ejemplos que se nombran. De esta manera se motiva al lector a cambiar su forma de vida. La verdad es que, personalmente, me ha ayudado mucho todo tipo de actividades, ya que, gracias al interés que muestra el profesor con cada uno de sus alumnos, he cambiado radicalmente mi estilo de vida. A lo cual agradezco mucho.

Anónimo dijo...

Me ha parecido una entrada bastante interesante y con el claro objetivo de reducir el sedentarismo y fomentar la actividad física. La zona de confort es el camino fácil, lo que la mayoría de gente prefiere ya que simplemente estamos cómodos y sin preocupaciones, pero también es caer en la vagancia. Es cierto que hay días en los que me da muchísima pereza levantarme y hacer algún tipo de actividad tanto física como no, y es ahí donde se cae en la zona de confort. La clave para que esto no suceda es estar lo suficientemente motivada, saber de lo que somos capaces y poder superarnos día a día y aunque parezca que no, es algo que llena mucho en todos los aspectos. Poco a poco, el mal hábito de mantenernos en lo fácil disminuye hasta ser casi nulo. Dicho esto, el artículo es un gran método de concienciarnos y realizar actividad física, ya que a la larga es algo que agradeceremos.

Mariana Bernal 4ºESO A

Nicolás San Juan Casa dijo...

Pienso que hay que salir de esa zona de confort cuanto antes ya que el echo de estar sin realizar ningun tipo de ejercicio acaba siendo malo para la salud y también para la mente. Pienso que esto tiene sus aspectos malos y sus aspectos buenos como todo en general. Los aspectos buenos de estar en esta ''zona de confort'' podria ser cuando no has tenido tu mejor dia y lo unico que te vendria bien seria un descanso tumbado en el sofá sin realizar ningun tipo de ejercicio, pero esto tambien tiene su parte mala si termina siendo una rutina. En mi opinión creo que hay momentos para todo, tanto para estar tumbado y relajado como para realizar deporte y disfrutar y sobretodo mantener una vida saludable.
Andrés San Juan 1ºBach B

Anónimo dijo...

Yo me encuentro un poco en la zona de confort, digo un poco por que si que practico actividad física, pero no de manera continuada. Esto me ocurre por que no tengo tiempo para hacer actividad física. Pero me estoy proponiendo salir de esa zona de confort ya que eso me va a ayudar a aumentar mi condición física y a mejorar mi estado de salud. Y aprovechando que es verano y que tengo problemas de espalda me he propuesto comenzar a hacer natación en cuanto acabe el instituto. Con esto espero mejorar mi condición física y salir completamente de esa zona de confort en la que me encuentro y de la cual creo que todo el mundo debería salir.

Emilio J Matego Giménez 1BACH B

Unknown dijo...

Realmente la zona de confort es una zona peligrosa, ya que, al no hacer nada de ejercicio tienes muchas mas probabilidades de tener alguna enfermedad (siempre hay alguien que se salva luego). Además hacer deporte a diario es algo divertido pero tienes que encontrar lo que nos gusta a cada uno, la zona de confort realmente no tiene aspectos buenos porque todo lo que ha hecho el mundo hasta ahora ha sido por trabajar y ser constante y para una cosa que se ha hecho bien no hay que cambiarla. Tampoco es que no puedas estar un día en el sofá porque no te apetece hacer nada, ni mucho menos, pero hay que hacer deporte ser constante es lo más importante no por hacer un dia 5 metros para ir acomprar un bollicao es salir de la zona de confort.
Lauren Carrasco Fernández

Dima Popov dijo...

Me parece correcto todo lo que pone estoy de acuerdo con el texto, ademas me ha motivado para hacer muchas cosas este verano


Popov Dmytro 3ªC

Anónimo dijo...

Aunque la zona de confort sea lo más cómodo, en mi opinión tenemos que salir de ella para descubrir cosas nuevas. En el ámbito del deporte deberíamos investigar y descubrir cual es el deporte que nos gusta y para eso, debemos salir de la zona de confort.

Jorge Sinisterra Alfaro, 1 bach B

Anónimo dijo...

Hoy en día mucha gente se encuentra en la zona de confort ya que es muy fácil y cómoda pero a la vez no es bueno vale que todos tengamos nuestros momentos de tranquilidad pero no que sea la base de nuestras vidas, tenemos que conocer deportes que estén en nuestras disposiciones físicas, pscologicas, y económicas... Lucia Bernal 3ºESO B

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo en el aspecto de que hay que salirse de la zona de confort,hay que romper la rutina de vez en cuando porque si no nuestra vida se convierte en algo muy monótono,aburrido y constante. Se puede romper la rutina con infinidad de actividades,pero también pienso que si introducimos la actividad física y como dice ahí la practicamos todos los días,al principio sí,será una novedad pero finalmente se instalará en nuestra vida como parte de la rutina. Así que creo que cada vez que queramos salir de nuestra zona de confort debemos hacer algo nuevo y diferente para no acomodarnos estrictamente a una cosa.

Helena Muñoz Jiménez 4ºA

Anónimo dijo...

Andrea Ceca Lorenzo 3ºESO A

Anónimo dijo...

Carla González Ceca 3ºESO A

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo, hay que salir de la zona de confort aunque a veces nos de pereza o no tengamos tiempo o por cualquier motivo, es muy importante hacer actividad física para estar bien con nosotros mismo, es decir, nos permitirá estar mejorar nuestra condición física y mental,como por ejemplo estar mas relajados mentalmente o encontrarnos mejor físicamente.

Javi Jordá 4ºESO

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo y aun que la zona de confort sea lo mejor, debemos salir de ella para no entrar en la rutina y la monotonía. Hoy en día hay muchos jóvenes que prefieren mantener se en esta zona. Por eso cada día más haay que motivar a la gente para que practique deporte.
Roberto Rollando Jaffier Vazquez 4ESO b

Anónimo dijo...

Vanessa De La Cruz 3°ESO B

Javi Huerta dijo...

Estoy de acuerdo con el artículo en el aspecto de que hay que salirse de la zona de confort,hay que romper la rutina de vez en cuando porque si no nuestra vida se convierte en algo muy monótono,aburrido y constante. Saliendo de la comodidad, obtendremos una mejora física y de hábitos que hará nuestra vida más sana.
Javier Huerta Fabado 1ºBach B

Anónimo dijo...

Nunca está mal probar cosas nuevas .Lo mejor para salir de nuestra zona de confort es tener objetivos,así cuando los alcanzas te sientes muy bien contigo mismo y tienes más ganas de proponerte más.Tenemos que ser conscientes de que todo lo que hagamos en la adolescencia nos va a repercutir cuando seamos adultos, así que cuanto mejores y mas hábitos tengamos, mejor nos sentiremos en un futuro.
David Jarque García 1ºBACH A

Anónimo dijo...

En mi opinión,la zona de confort es un problema si se recurre a ella muy amenudo,aunque pienso que también es bueno darse un descanso, porque hay algunas personas que no paran de hacer cosas en todo el dia, y cuando llegan a sus casas necesitan esto,pero claro,un tiempo reducido al día,eso pienso que no está mal del todo. ALEJANDRO LARA 3B

Anónimo dijo...

Pienso que hay que salir de vez en cuando de nuestra zona de confort, para probar cosas nuevas alejadas de nuestra rutina, ya que nunca viene mal
Jorge Luján Sánchez 3°ESO B

Anónimo dijo...

Salir de la rutina siempre es bueno, mantenerse siempre en la zona de confort, es decir, hacer siempre lo mismo porque estamos cómodos allí, es algo negativo, ya que podríamos ponernos hábitos como el hacer mas ejercicio, o otras cosas. El confort es estar a gusto con lo que haces pero puedes tener ese confort al salir de la zona de confort y será mas positivo.
Julia Hernández 3°B

Anónimo dijo...

Como dice el texto, conseguir el éxito no es fácil y mucho menos cómodo. Para cumplir nuestras metas tenemos que hacer un esfuerzo y salir de nuestra zona de confort. De lo contrario podremos optar a llevar una vida tranquila, pero que no es en realidad la que queremos. Para mí, permanecer en "lo cómodo" significa dejar pasar las buenas oportunidades por miedo a lo nuevo, a lo desconocido.
Felipe Andrioti Navarro 4º ESO A.

Veronica Castañeda Garcia dijo...

Verónica Castañeda García

Para empezar quiero decir que estoy totalmente de acuerdo con este articulo, ya que explica muy bien varias diferencias entre los dos conceptos de los que se hablan, es decir, la diferencia entre la zona de confort y el confort.
Al leer este articulo me he dado cuenta de lo importante que puede llegar a ser salir de la zona de confort.
Yo soy una de esas personas que piensa que no es bueno realizar siempre las mismas cosas, ya que es más o menos como una especie de ritual.
Normalmente intento no repetir las mismas actividades porque puede llegar a resultar monotono y aburrido.
También es interesante este articulo , porque gracias a el he llegado a observar la relación que existe entre la zona de confort y la actividad física.
A mi no me gusta lo cómodo , porque sinceramente si vamos a eso posiblemente dejemos atrás actividades que nos gustan más que otras, pero se necesitan realizar con más tiempo por miedo al fracaso, pero es mucho mejor intentar las cosas a quedarse con la duda y arrepentirse de no haber perseguido un objetivo, demasiado tarde.

ivan melado dijo...

Pienso que podemos estar en nuestra zona de confort incluso teniendo una rutina de hacer alguna actividad física. Es cierto que asociamos zona de confort a "Sedentarismo" pero yo creo que se puede interpretar de otra manera.
Iván Melado

ivan melado dijo...

Pienso que podemos estar en nuestra zona de confort incluso teniendo una rutina de hacer alguna actividad física. Es cierto que asociamos zona de confort a "Sedentarismo" pero yo creo que se puede interpretar de otra manera.

Anónimo dijo...

Yo creo que esa "zona de confort" es un mal ábito que tendríamos que eliminar en nuestras vidas. Como bien has dicho marcándonos objetivos o metas. He visto en algunos comentarios que critican que nos ponemos objetivos muy altos y veo que ese es un gran problema. Como buen ejemplo que has puesto, empezar por leer un buen libro sería perfecto. Y a lo que se refiere al deporte, no tenemos mor qué correr un maratón nada más empezar, podemos solo andar aunque sea 20' e ir añafiendo más minutos o empezar a correr aunque sea solo
5'. No tenemos que desanimarnos por no conseguir los logros enseguida, sino seguir intentándolo. Yo voy a empezar ahora a hacer un poco de deporte en el verano, me apuntaré a algún gimnasio.siempre he estado en la "zona de confort" maligna. Sinceramente, nunca he hecho mucho deporte y creo que empezar ahora, poco a poco, me va a ayudar mucho física, mental y emocionalmente.
ARIADNA SÁNCHEZ 1°BACH B

Noelia Sanchez dijo...

Me parece que hay que salir de la zona de confort para estar mejor de salud y no dejarse físicamente, a parte porque hacer ejercicio es bueno, no solo para la salud, sino también, para nuestra actitud con los demás porque ayuda a nuestro cerebro a estar mas activo, mientras que estando en la zona de confort no creo que se este feliz.
Noelia Sánchez 3ºESO A

Anónimo dijo...

tenemos que salir de la monotonia del dia a dia,porque no es bueno hacer siempre lo mismo,anque hagamos deporte pero siempre lo mismo no es bueno por eso cambiar de ambitos nos puede permitir teneruna mejor vida.
candela garcia 3ESO A

Anónimo dijo...

Me parece que hay que salir de la "zona de confort" porque hacer ejercicio es mejor para estar saludable y para sentirte mejor físicamente y también te ayuda a estar mas feliz y cómodo contigo mismo y con los demás porque ayuda al funcionamiento de tu cerebro.

Noelia Sánchez 3ºESO A

Anónimo dijo...

Yo pienso que hay que salir de la "zona de confort" de vez en cuando.
Miguel Ángel Guadas 3C

Ivin Mat dijo...

La verdad esque al principio pensé buah menudo aburrimiento pero conforme iba leyendo me ha ido interesando ya que es verdad que cada dia hay mas gente con ese problema yo por suerte no lo tengo pero animo a la gente a salir de LA ZONA DE CONFORT.
Iván Martinez 3Eso B

Anónimo dijo...

Es cierto que muchos de nosotros nos solemos quedar en la ‘’zona de confort’’, ya sea por comodidad o por rutina, pero es algo que debemos cambiar para tener mejor condición física y a parte más saludables. Además, solemos dejárnoslo siempre para más tarde y al final nunca lo hacemos, lo cual es algo que debemos cambiar con actividades que nos llamen la atención y siempre poniéndonos unas metas, y siendo constantes para lograr los objetivos deseados. Solo así conseguiremos salir de la ‘’zona de confort’’ y a la vez tener una vida más sana.
Florina Cirpa 1ºBach A

Paula Muñoz dijo...

Pensamos que esta muy bien sentirse seguro por eso no queremos salir de nuestra "zona de confort" nos sentimos a gusto en la situación que tenemos y esa "zona de confort" también existe en la actividad física. Si queremos salir de ella lo mejor que podemos hacer es marcarnos unos objetivos e intentar cumplirlos mediante la constancia.
Si salimos de esta comodidad tendremos unos mejores hábitos que harán que mejore nuestra vida y tendremos una mejora física.

PAULA MUÑOZ 1ºBACH A

Unknown dijo...

no tiene que relacionarse una zona de confort con el no moverse o estar todo el dia sentado, tu puedes tener una rutina diaria y sentirte agusto con ella haciendo ejercicio y moviendote, DANIEL UTRILLA 3ESOA

Anónimo dijo...

Es cierto que muchos de nosotros nos solemos quedar en la ‘’zona de confort’’, ya sea por comodidad o por rutina, pero es algo que debemos cambiar para tener mejor condición física y a parte más saludables. Además, solemos dejárnoslo siempre para más tarde y al final nunca lo hacemos, lo cual es algo que debemos cambiar con actividades que nos llamen la atención y siempre poniéndonos unas metas, y siendo constantes para lograr los objetivos deseados. Solo así conseguiremos salir de la ‘’zona de confort’’ y a la vez tener una vida más sana.
Florina Cirpa 1ºBach A

Anónimo dijo...

Esta claro , hay que salir de la zona de confort y estar en movimiento, la verdadera zona de confort es la calle , el monte, el gym, etc. Porque es mas confort hacer deporte que estar todo el dia en el sofá. ENRIC BAILÉN 3C

Publicar un comentario

SIEMPRE debes de identificarte al realizar un comentario (Nombre, Apellido y curso)