8 de noviembre de 2010

¿MARATHON o MARATÓN?

En el Diccionario de la RAE, maratón significa carrera de resistencia de 42,195 km de distancia.

Marathon también es una ciudad griega situada a unos 40 Km de distancia de Atenas.

¿Qué coincidencia hay entre las dos palabras? Pues la cifra: 40.000 metros ...y pico!

Si conocemos un poco la historia, entenderemos rápidamente por qué casi coinciden estas distancias

Esta semana pasada se conmemoró en Atenas el 2500 aniversario de la batalla de Marathon.



Conozcamos la historia:



… hace 2500 años (finales de agosto o principios de septiembre del 490 a.d.C. tuvo lugar la “batalla de Marathon”, aquella en la que los atenienses de Milciades derrotaron a los persas de Datis, a pesar de su inferioridad numérica y gracias a su táctica superior.



Los vencedores mandaron (corriendo) a un mensajero llamado Feidípedes (Filípedes según otras versiones) para advertir a Atenas de que el peligro asiático había sido conjurado y evitar así que mujeres y niños se suicidaran, temerosos de los vencedores persas. “Alegraos, hemos vencido”  dijo el mensajero. Y nada más pronunciar estas palabras cayó muerto después de haber corrido sin parar los 42.195 metros que separaban Marathon de Atenas.



Para conmemorar la gesta de este mensajero, en los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna de Atenas 1896, se instauró la carrera de la maratón, prueba reina del atletismo.

Pero, ¿por qué esa distancia caprichosa de 42.195 metros? ¿No podían haberlo dejado en 40.000? ¿o en 42.000?

Para los JJOO de 1908 en Londres, se definió el circuito iniciando desde el Castillo de Windsor y terminando en el Estadio Olímpico. Esta distancia suponía 25 millas (40 km). Hubieron muchas protestas porque en su tramo final habían muchas líneas de tranvías y empedrados, por lo que modificaron el trayecto levemente para esquivar estos obstáculos.

Además, se quiso que el inicio del maratón fuera justo debajo de la estatua de la Reina Victoria, en el Castillo de Windsor. Todo esto sumaba una distancia de 42.400 metros entrando al estadio por la entrada junto al Palco Real y terminando frente al mismo, pero esta entrada no se pudo utilizar porque no tenía conexión con la pista, así que se eligió la entrada opuesta y se mantuvo la línea de meta.

Con todas estas modificaciones, la distancia de la prueba de la maratón olímpica de 1908 quedó en 42.195 metros y en 1921, la Federación Internacional de Atletismo Amateur (FIAA) la estableció como la distancia de la maratón.

Pues ya sabéis de dónde surge la prueba de maratón. Un poco de historia (y curiosidades) nos viene bien a todos.




3 comentaris:

Anónimo dijo...

soy sebastian calvente jimenez del curso 4ºb
en mi opinion x una parte el xico ese hizo bien x k asi se habian salvado muxas vidas de mujeres y niños pero x otra es muy tonto x correr tantos metros sin descanso y en cima despues de la guerra ese tio es tonto y a la vez un eroe para mi

Anónimo dijo...

En mi opinion es curioso, el articulo, porque muchas veces hay cosas que tienen relaciones historicas y nunca nos hemos parado a pensar, de donde podria venir una palabra,que usamos habitualmente, y nadie sabe de donde viene, ni esa ciudad, que yo no sabia ni que exisita! Maria Blay 2ºBach.

RUPERTO MACHA VELASCO dijo...

Agradecemos este aporte, para una comprensión cabal del origen de la maratón de hoy, como prueba de 40 kilómetros de carrera de resistencia y prueba reina del atletismo. En el antiguo Perú, los chasquis hacían también carreras de posta de grandes distancias, para asegurar una rápida comunicación de mensajes importantes al soberano Inca, quien gobernaba desde el Cusco. En este sentido, los caminos incas (Qhapaq Ñan) cumplían un rol importante a lo largo del Imperio. He aquí un texto sobre el tema:"Los chasquis llevaban mensajes anudados sobre los quipus, los cuales contenían los registros oficiales y otra información. Atravesaban la Cordillera de los Andes, corriendo a toda velocidad. Corrían alrededor de 2,4 kilómetros por hora en un tramo comprendido entre un tampu (estación de destino) y tampu. Al llegar al nuevo tampu, el chasqui entregaba su mensaje a otro chasqui, el cual corria al siguiente tampu. A través de este sistema de relevo, los chasquis podían cubrir enormes distancias en un tiempo relativamente corto. Un mensaje podía recorrer hasta 320 kilómetros en un solo día aproximadamente. Como por ejemplo un mensaje llegaría a Cuzco, la capital inca, desde Quito (Ecuador) a una distancia de 1.250 kilómetros en sólo cinco días. Incluso los mensajeros de la antigua Roma, que eran famosas por su velocidad, los cuales pensaba que cien millas al día era un tramo bueno para recorrer. Los chasquis eran cuatro veces más rápido, y no en caminos rectos como los romanos. La naturaleza de los caminos andinos se regían por la naturaleza exigente de las montañas y a veces a las vías eran estrechas con un precipicio sin protección en un lado. Incluyeron puentes de cuerda entre montañas como hamacas que se balanceaban sobre profundos barrancos. Las tremendas velocidades de los chasquis les hizo posible al Inca tener pescado fresco en las comidas, aunque la fuente más cercana de este alimento era por lo menos 192 kilómetros de distancia, que es la distancia más corta entre Cuzco y la costa del Pacífico de Perú. Los mensajeros eran también muy importantes como un sistema de alerta temprana, un activo muy necesario en un imperio que gobernaba sobre muchos territorios conquistados y tribus. Si se producía un levantamiento o algún otro problema en alguna parte lejana del Imperio, la noticia llegaba lo mas rápido posible al Inca y sus generales, para asi poder apaciguar la rebelión.
Los españoles que conquistaron el Imperio Inca después de 1532 quedaron tan impresionados con la eficiencia del sistema de chasquis que los corredores se mantuvieron en el Virreinato del Perú. Pedro de Cieza de León, cronista español, escribió: «Los incas inventaron un sistema de postas que era lo mejor de lo que se pudiera pensar o imaginar… las noticias no podrían haber sido transmitida a través de una mayor velocidad que con los caballos mas veloces«.
Actualmente se utilizan pocas cosas de las que utilizaban los chasquis, los quipus ya no son usados en los Andes (Perú), pero las ojotas las cuales son una especie de sandalias aún siguen siendo usadas, otro objeto usado por los chasquis eran los qëpi, que quizas se ha convertido en la Lliclla de nuestros tiempos, una especie de manto que se coloca en la espalda para llevar cosas (las madres llevan a sus hijos pequeños para así tener las manos libres), estos mantos aún se siguen usando en los quehaceres diarios de los pobladores peruanos de los Andes, sobre la vestimenta y modo de vida en la época del Tahuantinsuyo se puede visitar el articulo sobre la organización social en el Tahuantinsuyo."

Publicar un comentario

SIEMPRE debes de identificarte al realizar un comentario (Nombre, Apellido y curso)