18 de octubre de 2010

LAS AGUJETAS

Iniciamos un apartado importante en este blog que denominaremos "Diccionario de Términos" donde procuraremos, de forma sencilla, aclarar algunos términos, conceptos o definiciones habituales, importantes, incluso básicas, que sean de uso común en la asignatura o en la propia práctica de actividad física.

Comenzamos con un término muy utilizado durante los primeros días de este curso: "agujetas". Ésto que muchos/as habéis padecido y que os ha ocasionado algún malestar físico.

El nombre de agujetas procede de la percepción que se tiene cuando las padecemos, ya que tenemos la sensación de que se nos están clavando agujas en el músculo. Además, hasta hace unos años se creía que se debían al ácido láctico que se libera normalmente durante el ejercicio y que al enfriarse el músculo tras el entrenamiento, se solidificaba y cristalizaba, haciendo que estos “cristales” se clavaran en las fibras musculares.

Dado que el ejercicio hacía disminuir el dolor, se entendía que el calor producido por el músculo hacía que los cristales se deshicieran. Sin embargo, hoy en día se sabe que esta teoría tan extendida es falsa ya que el ácido láctico no se cristaliza a temperatura corporal.



Causas

En realidad, las agujetas están producidas por un sobreesfuerzo de la musculatura que provoca micro roturas fibrilares (en las células musculares), lo cual da lugar a una reacción inflamatoria en el músculo afectado. El dolor característico es producido por la rotura celular, de manera que los elementos del interior celular se vierten al exterior.

Entre estos elementos hay iones de calcio y de potasio que son muy irritantes y muy dolorosos, lo que pone en marcha un mecanismo de inflamación, que llega a su punto álgido entre las 24 y las 48 horas después la realización del esfuerzo.

Asimismo, el dolor que aparece atiende, según los expertos, a dos razones: que la fibra muscular es débil y no es capaz de sostener el nivel de ejercicio, o bien porque se realiza un trabajo muscular cuando se está desentrenado y la fibra no es capaz de soportarlo.

Las zonas más afectadas por este dolor son las uniones musculares y los tendones cerca de las articulaciones, puesto que es la zona musculotendinosa donde existen más fibras musculares débiles y más tensión. De esta forma, las agujetas acaban con las fibras débiles, y las que consiguen aguantar la presión se vuelven más fuertes.

Las agujetas, aunque muy molestas y dolorosas, son también beneficiosas para nuestro cuerpo puesto que se convierten en un estímulo para nuestro organismo ya que provocan la creación de nuevas fibras en el músculo que se ejercita

Prevención

Las agujetas son parte de un proceso de adaptación muscular, por lo que lo único que se puede hacer para evitarlas es practicar ejercicio de forma progresiva. Muchos especialistas sugieren que la realización de ejercicios de calentamiento antes de lanzarse a la práctica de un deporte puede minimizar su aparición, pero lo cierto es que está teoría no está garantizada.

Por ello, si no se está en forma, hay que evitar que las primeras sesiones de entrenamiento sean muy intensas. En general, debemos evitar los aumentos bruscos de intensidad del ejercicio, tanto si se está en forma como si no.

Cuando un deportista baja su nivel de entrenamiento, muchas fibras musculares se atrofian, por lo que cuando comienza el entrenamiento las partes más débiles se rompen, se hace una selección de las mejores, como tenemos millones de fibras en cada músculo no hay problema.

De modo que para combatir las agujetas lo mejor es hacer justamente el ejercicio que las provocó (abdominales, estiramientos, etc.), de un modo gradual y sin hacer un sobreesfuerzo, sobre todo para las personas que lleven mucho tiempo inactivas.

Con respecto a la alimentación, los expertos señalan que tampoco parece tener una influencia clara en la aparición o no de agujetas el tipo de alimentos que se ingieran antes o después de practicar deporte.

Lo mismo ocurre con la conocidas “recetas caseras” como el bicarbonato o el agua con azúcar, dos remedios populares tan largamente usados para evitar o combatir las agujetas, que pueden, en el mejor de los casos ayudar a que quien las sufre se hidrate algo más, pero no para evitar los temidos pinchazos.

Sin embargo, a pesar de que no se conoce ningún tratamiento ni medicación que termine con las temidas agujetas, los especialistas sí señalan una serie de pautas que pueden seguirse para aliviar sus síntomas.

En el caso del frío, éste sí es un buen antídoto para bajar la inflamación y puesto que en las agujetas se produce este síntoma, a veces basta con echar agua fría, o bien sumergir la articulación o la zona debilitada en una palangana con agua y algo de hielo.

También son recomendables los ejercicios de estiramiento, que deben realizarse nada más terminar la práctica deportiva, ya que activan la circulación sanguínea por lo que la sangre que llega al grupo muscular mueve la que se encontraba “atascada” en el músculo y, además, barre los productos de desecho (entre los que se encuentra el lactato) producidos por la práctica de ejercicio.

En cuanto a la dieta diaria, cabe destacar que si bien algunos deportistas cuidan su alimentación y toman frutas ricas en magnesio y potasio, como plátanos y aguacates, tampoco en este caso existe base científica para creer que el régimen alimenticio de un deportista influya en su propensión a tener más o menos agujetas tras un duro trabajo físico. Sin embargo, sí es cierto que una alimentación sana y equilibrada siempre es beneficiosa para el organismo.

9 comentaris:

Celia Martínez Alcañiz dijo...

La verdad es que es un tema muy curioso e interesante. Des pues de un esfuerzo físico considerable al cual no estamos habituados, surge la aparición de agujetas, y yo siempre le he preguntado a mis padres el: ¿por que aparecen las agujetas?, ¿que puedo tomar para que se me pase? o ¿que debo hacer?... Me ha resultado gracioso la información de que se creía antes que eran las agujetas, porque es la contestación que siempre me ha dado mi madre, y por la cual no me dejaba masajearme la zona afectada por la creencia de que eso podía perjudicar al músculo.
A partir de ahora cuando tenga agujetas ya se lo que tengo que hacer.

paula balaguer ferrer 3 eso a dijo...

las agujetas son muy fastidiosa porque hacen que te muevas incomodo pero si estas acostumbrado no tiene el porque de las agujetas por eso es bueno hacer deporte reiteradamente para que no te salgan agujetas

Anónimo dijo...

me parece interesante este concepto descrito aqui, al leerlo la verdad me ha enseñado cosas que no sabia sobre las agujetas si sabia el porque se producia, pero no sabia el como y porque duele , me hizo gracia lo de las recetas caseras por que mas de una vez me lo han dicho.

hector ramirez 1º bachillerato B

GISSELA dijo...

yo pienso que es un tema muy interesante para todos y sobre todo para las persona que no hacen ejercicio y les da ajuguetas. Su síntoma es un dolor intenso y localizado similar al de pequeñas agujas, y supone una disminución de la movilidad y la flexibilidad durante un período entre uno y cinco días, dependiendo de la actividad.El dar un vaso de agua con azúcar no sirve para nada, antes se hacía esto porque se pensaba que el agua con azúcar disolvía los cristales que teóricamente pinchaban y producían el dolor.


Gisela calderon
4A

Blanca dijo...

Es muy interesante este tema, la verdad. No sabia que las agujetas se producian por eso. La verdad esque nunca me habia parado a pensarlo. Ahora lo tendre mas encuenta a la hora de practicar deporte. Tambien me ha sorprendido lo de que para combatir las agujetas tienes que hacer el ejercicio que las provocó.


Blanca Laborda 4ºD

Anónimo dijo...

A mi me parece que para poder hacer ejercicio continuadamente es precio que hay que pagar solamente al principio. Tambien lo que pasa es que creemos que podemos hacer ejercicio cuando queramos y eso no es hay que marcarse unas pautas, yo creo que si todos hiciesemos mas ejercicio no tendriamos el problema de las agujetas

Andrés Granero Cremades 3ºB

Anónimo dijo...

Las agujetas es un síntoma de que se ha forzado al músculo, entonces, el mejor remedio es hacer ejercicio regularmente. ¿Calentar no valdría también?

Mireia Reche Tribaldos 4ºD

Anónimo dijo...

hola, a mi me gustaria que me explicarais xq me aparecen agujetas, bien hago 3 veces a la semana aerobic, step y tonificación. Me he apuntado a un curso de patinaje (llevo dos días) y tengo agujetas en los aduptores, no es xq no hago ejercicio ya que en tonificación trabajamos los aduptores. un saludo. Bea Canedo, 3º E.s.o.

SANTI QUEROL dijo...

Respondiendo a Bea.

Bea, el mecanismo de cómo se producen las agujetas está explicado en la entrada, ahora bien, si las ajuguetas te aparecen aún haciendo bastante actividad física no es por otra cosa que por someter a los músculos a un esfuerzo distinto al que realizas habitualmente. En el caso de los aductores (no aduptores y distintos a los abductores)supongo que la causa es porque se trata de un grupo muscular, no de un sólo músculo, y cuando trabajas patines es cierto que se trabajan los aductores, pero probablemente un músculo de los del grupo que quizás no trabajes en el gimnasio. De no ser así, no deberían aparecer.

Espero que te sirva.

Gracias

Publicar un comentario en la entrada

SIEMPRE debes de identificarte al realizar un comentario (Nombre, Apellido y curso)