21 de enero de 2015

¿SEXISMO, APOLOGÍA DE LA VIOLENCIA, ESTUPIDEZ, FORMACIÓN...? ...Tú lo valoras

Tengo por costumbre leer la prensa y escuchar la radio todos los días. El objetivo es doble, enterarme e informarme de las cosas por un lado y ver si hay suerte y leo o escucho algo que considere relevante para tratar con mis alumnos.

Ayer fue uno de esos días. Me informé, me enteré de cosas y actualidad y... encontré algo para vosotros. ¡Ya veis lo que he tardado en trasladároslo! pero creo que vale la pena.

Anoche, como casi cada día puse "El larguero" de la Cadena SER, y comentaron una noticia que hoy he ampliado y os traslado para vuestra valoración. Es tal cual os lo cuento:

Se le abre expediente disciplinario y se suspende con un mes de empleo y sueldo al entrenador de un equipo de fútbol benjamín (9-10 años) de Dénia por permitir y alentar que sus "pupilos" hagan cánticos "motivadores" antes de los partidos como el que os dejo a continuación:

"Somos lo yomus, los inhumanos, a quien se meta con nosotros lo rajamos, si es una tía nos la tiramos y si es un tío, por cabrón se la cortamos. Por la bandera, por los colores, porque somos, somos, somos los mejores"

Repito, quienes cantan esto no son miembros de una banda callejera sino niños de 9-10 años a quienes sus padres llevan a una escuela de fútbol no se sabe muy bien a qué.

Los responsables de la Escuela Municipal de Fútbol Base de Dénia han querido dejar claro que están totalmente en contra de esta conducta permitida por el entrenador de los niños. Los cánticos han sido condenados por los principales partidos políticos y por el concejal de Deportes de Dénia.

Hasta aquí la primera reflexión. ¿Estos son los valores que un entrenador de niños de 8,9 o 10 años debe transmitirles? ¿Estos cánticos fomentan actitudes contrarias a lo que se debería esperar en una Escuela Deportiva Municipal? o, por el contrario ¿no tienen ninguna importancia y se trata de hechos anecdóticos?

Yo tengo muy clara mi opinión: una auténtica ABERRACIÓN. Ahora mismo, la Federación y los organismos deportivos pretenden erradicar de los campos cánticos y actitudes de los espectadores que puedan fomentar el racismo, la violencia y la xenofobia y vamos y nos encontramos con que estos mismos cánticos se fomentan desde... los propios implicados en el juego (estos jugadores y este entrenador).

Pero la reflexión continua. Si esto es intolerable, ahora os cuento la reacción de los padres, ¿Cómo pensáis que será? ¿De rechazo? ¿De apoyo? ¿Crítica con, al menos el entrenador?

Pues bien, a ver que os parece.

Los padres han emitido un comunicado donde aseguran que "el entrenador ha tenido un comportamiento ejemplar con nuestros hijos", "...mostramos nuestro apoyo a los entrenadores y a la Escuela, quienes les han transmitido muy buenos valores...", "...Se trata de un hecho puntual y aislado...", "...Es una pena que se esté juzgando a unos entrenadores excepcionales y humanos que cada día transmiten a nuestros hijos buenas actitudes..."

¿Qué? ¿Bonito comunicado? ¿Qué os parece mejor, la actitud del entrenador o la de los padres? (a los niños no los incluyo porque los considero como "víctimas").

¿Recordáis un tuit que os pasé hace unos pocos días donde un niño de 11 años, concursante de Master Chef Junior que decía algo así como que las chicas ya lleváis en los genes la tarea de limpiar?

¿Es culpa de los niños o de sus educadores ...o de sus padres?



50 comentaris:

MataZaleras97 dijo...

Es increíble el daño que puede hacer una sola persona a tantos niños comportándose como un animal.Pero bueno,espero que a ese tipo le caiga una multa o algo,por que lo que ha hecho no es muy normal...

Respecto a tu última pregunta,creo que la culpa es de los educadores y de los padres,ya que deberían prestar más atención a lo que hacen o dicen sus hijos

Jacobo Avendaño Tomás 2º BACH

Anónimo dijo...

Creo que ese tipo de cánticos,motivaciones o lo que sea debería desaparecer del mundo del deporte en general, ya que muchos niños se fijan en los adultos y si eso es lo que están aprendiendo de ellos para llegar a ser algún día un deportista de élite vamos por muy mal camino.

Cierto es que los educadores tienen algo de culpa pero los padres son los que deberían controlar más a sus hijos y enseñarles que el deporte es compañerismo,generosidad , bueno comportamiento ante el contrario y no cánticos, e insultos que solo hacen que dañar la imagen del equipo, de la afición y del deporte en general.

Jonás Lázaro Lásso 2ºBACH

Anónimo dijo...

Es increíble como un entrenador de fútbol puede enseñar semejante barbaridad a sus alumnos.. Si por mi fuese a esa persona se le debería quitar el título de entrenador y no debería volver a entrar en ningún estadio de fútbol ya que últimamente se está siendo muy estricto con esto de los cánticos racistas, insultos.. Etc.

Me parece una aberración el comunicado de los padres.. Con semejante educación no se pueden esperar grandes cosas de esos niños en un futuro.

ANDREI MITRU 1 BACH A.

Anónimo dijo...

Me parece impresionante esta situación, este tipo de educación tan irracional, tan machista, tan depravadora... me parece de idiotas que a estos pequeños proyectos de personas desde ya cortas edades les implantes estas mentalidades y es más, que cuando lleguen a sus casas las apoyen, me parece que la sociedad que se esta cultivando no tendrá un buen futuro, con machistas, abusadores y ladrones... este tipo de actos y educaciones es la consecuencia de las peleas entre hinchas y de los cánticos agresivos con los que hoy en dia vivimos.
Javier Barea Montes 1 BACH

Anónimo dijo...

Es increíble. En mi opinión si ese es el tipo de valores que quiere trasmitir a la próxima generación, que lo haga pero a sus hijos. Creo que él es este caso no es nadie para fomentarles este tipo de valores a ningún niño. Pero hay algo que no entiendo, como un padre puede permitir que a un niño se le inculquen estos valores? No deberían estar indignados? O como mínimo enfadados? Yo creo que ningún padre sensato al que le importe mínimamente la educación de su hijo lo permitiría. Por cosas como estas son por las que pasan cosas como las que se puedieron ver el otro día en Máster Chef Junior, o las que se ven en Hermano Mayor... Se empieza permitiendo esta clase de cosas, pero de lo que no se dan cuenta es de que tarde o temprano, este tipo de cosas se volverá contra los mismos padre.
Paula Arjona Cervera 4°ESO B

Anónimo dijo...

Por supuesto, estos no son los valores que un entrenador debe transmitir a sus jugadores, y menos todavía de estas edades en las que se toma ejemplo de los "adultos". Probablemente los niños no sepan el sifnificado de lo que están diciendo, probablemente creerán que es una cancioncita graciosa y ya está. 
De todas formas, me parece realmente sorprendente que entre los ideales que refleja esa canción y el vocabulario que tiene, un "adulto" se la pueda enseñar a unos niños y que encima les anime a cantarla. 
Esta actitud no me parece nada responsable, ni madura. Podemos pensar que bueno, gente inmadura e irresponsable hay en todas partes, pero cuando aparece la opinión de los padres, defendiendo al entrenador... En fin, es que no se ni qué decir. No entiendo como unos padres pueden defender eso. ¿En qué clase de sociedad vivimos? Y viendo el panorama actual y cómo se está educando a los y las que serán el futuro... ¿Qué futuro nos espera? ¿Dónde vamos a llegar a parar? 
No me sorprendería que se detectase una nueva fobia; la del futuro. Porque de verdad que yo lo pienso muchas veces, me asusta el futuro cuando me paro a observar la actualidad. 

María Devís Rodríguez 1° Bach B

alicia dijo...

Es indignante como estando en una sociedad moderna, aun siga habiendo gente que siga pensado así. Por una parte, no me parece suficiente el "castigo" impartido hacia el entrenador, ya que ha inculcado a esos niños una actitud machista, discriminatoria...hacia las mujeres y hacia sus contrincantes o cualquiera que no pertenezca a su equipo, que perdurara en el tiempo. Por otro lado, no me parece apropiada la respuesta por parte de los padres hacia esta situación, alabando los valores que les ha inculcado a los niños, admirando su comportamiento y mostrando su apoyo hacia él.
En mi opinión, pienso que las familias de esos niños, tienen actitudes machistas, racistas..., ya que si no tuvieran esa ideología, no dejarían que nadie ( ni su entrenador ) les inculcase esos valores; los realmente valores por los que se debería mover el deporte y más hacia niños de entre 9 - 10 años, deberían ser: fomentar la práctica deportiva, mientras disfrutan con sus compañeros/amigos.
Respecto al tuit acerca de un niño, concursante de Master Chef, que había comunicado que las chicas ya llevaban en los genes la tarea de limpiar, en este caso es responsabilidad de los padres, ya que le han inculcado unos "ideales" discriminatorios respecto al género femenino, también es preciso decir que la televisión puede haber contribuido a esa formación...
En realidad hay mucho más machismo y discriminación... de la que nos pensamos, yo me pregunto: ¿En que clase de sociedad estamos viviendo?, en una en la que se admite que se inculquen a nuestros hijos, que son el "futuro", unos valores inapropiados e intolerables a la época en la que estamos viviendo...
En conclusión, no se deberían permitir estas conductas tan intolerables, y "castigar" con penas mayores a los precursores de las situaciones, ya que inculcan una serie de fundamentos discriminatorios.

ALICIA SÁNCHEZ MOLERO, 1ºA BACHILLERATO

Anónimo dijo...

Tots aquest tipus de comportament d'uns xics tans jóvens, ens permet vore la educació "tant bona" que els els donen els pares. Tot aquest tipus d'actuacions no deuríen estar permeses, ni en aquest esport, ni a cap altre lloc. Aquest tipus de comportament, creint-se superior, s'arregla amb la formació dels entrenadors al futbol, però en primer lloc amb l'educació que donen els pares.
Tot això s'hauría d'acabar ja!
Lluís Bengochea Ferreres, 1 bat. A

Anónimo dijo...

me parece algo totalmente descabellado que se sigan teniendo estas ideas tan fachas y lo peor de todo es que las victimas son los niños que son apoyados por sus padres. El deporte debería ser siempre lo más limpio posible, no se trata de quien da más por un escudo haciendo estas actuaciones, si no como se dice en el fútbol "los huevos en el campo".
Jorge Alberca 2A bachiller

Anónimo dijo...

En mi opinión,la culpabilidad la tienen estas personas que transmiten semejantes "valores".Este tipo de personas deberían estar quién sabe dónde, creo que lo que tienen en mente es sucio y perjudicial tanto para ellos mismos como para las personas que son influenciadas por ellos.Esto no se debería permitir en ninguna situación y mucho menos en el deporte.Existen muchísimos sistemas de motivación para conseguir el máximo rendimiento de unos niños.
Christian Muñoz 2A Bachiller

sandra soriano diaz dijo...

En mi opinión, los cánticos contra los jugadores y afición del equipo contrario, no representan los valores del fútbol.
En este caso, los niños aprenden cosas de su entrenador que no deberían, ya que los niños lo ven como un modelo a seguir y les llega a dar una mala influencia. Los padres que son los principales educadores de los niños, estan de acuerdo con lo que el entrenador les enseña a sus hijos y por lo tanto es también una mala influencia en ese aspecto.
El ejemplo más actual es la prohibición y sanción de los cánticos contra los jugadores y afición del equipo contrario impuesto por la Liga de Fútbol Profesional

Sandra Soriano Díaz. 1 BACH B

Anónimo dijo...

Sorprendente.. Esa es la palabra adecuada que se ajusta claramente a este artículo. El mundo es cruel y está claro que había oído cosas peores, pero aún así, esto no me lo esperaba: un entrenador de fútbol de niños de 9-10 años que les permite y les incita a cantar una canción que no dice más que barbaridades.
No entiendo cómo alguien adulto como ese entrenador no es capaz de ver que esa canción en boca de esos niños no trae nada nuevo ni para él ni para los pequeños.
Y por otro lado, están los padres que en vez de proteger a sus hijos de todo lo que dice la canción, dan aplausos al entrenador por guiarlos en esa actividad extraescolar sin darle importancia a todas esas rebeldías. Así va el mundo...

Teresa Sierra Guillem, 1º Bachiller - B

Carla Mengual dijo...

Después de leer esta entrada, me da vergüenza que todavía siga habiendo gente así, con esos pensamientos tan machistas y groseros y, además que lo enseñen y lo inculquen a niños inocentes que todavía no tienen la capacidad para darse cuenta de las barbaridades que están gritando orgullosamente. Creo que el fútbol es un deporte de equipo en el que se deben enseñar valores como la cooperación, el respeto, la deportividad, el compañerismo, etc, y no lo que se manifiesta en la odiosa canción. El entrenador, tiene gran culpa en hacer que los chavales aprendan e interioricen estos pensamientos, pero aún tienen más culpa sus padres que ven de lo más normal la actuación del entrenador y además, lo defienden injustamente.
Esto hace darme cuenta de que muchos de los seres indeseables que existen hoy en día, lo son porque han tenido padres y educadores que también lo han sido, ya que los niños hacen y aprenden lo que ven.
Por último, creo que estas conductas son intolerables, se deberían castigar judicialmente, pero sobretodo, evitar que continúen produciéndose preocupándonos más por la educación que reciben los niños.

Carla Mengual Díaz 1º BACH B

Anónimo dijo...

Lo niños hasta llegar a una cierta edad todo lo 'negativo' que saben (decir ciertas palabrotas, comportarse con cierta superioridad a sexos o razas, etc.) es porque lo aprenden en casa, porque o bien sus padres o familiares y conocidos muy próximos a ellos dicen y actúan de formas incorrectas delante de ellos.
Muchos tutores de esos niños probablemente sean conscientes de lo que les están inculcando, porque tal vez ellos también hayan sido educados de la misma manera.
En este caso, hablamos de la actitud del entrenador de fútbol, y el apoyo de su actitud por los padres (hecho que me parece vergonzoso) puede que a la hora de 'entrenar' a su equipo sea el mejor del mundo y su equipo gane todos los partidos y por tanto, los padres están contentos con él, porque sus hijos ganan. Existe tal obsesión por ganar (sobretodo la de los padres) que se olvidan que entrenar a niños no es sólo ganarlo todo.
Saber entrenar también quiere decir saber inculcar la igualdad, que si pierdes, no pasa nada, porque en el próximo partido lo harán diez mil veces mejor. A niños de diez años no les puedes hacer creer que la manera de motivarse es 'pisando al resto' , cuando en realidad, la mejor manera de aprender y de querer hacer las cosas bien es cuando uno se supera a si mismo.
Como jugadora de fútbol durante 4 temporadas en un equipo con integrantes masculinos (2 años en categoría Benjamín y otros dos en Alevín) mis entrenadores, siempre me han enseñado que yo nunca era menos que mis compañeros, ya que yo era igual que ellos, 'ser chica' no me hacia ser peor que ellos. Fui tratada muy bien en los campos que jugué tanto por jugadores como por entrenadores de otros equipos y en ningún momento me sentí inferior a todos los que me rodeaban.
Espero que este entrenador pueda cambiar la forma de ver las cosas y que los padres de estos niños se quiten el antifaz y se den cuenta que ganar muchas veces, no lo es todo, ya que siempre hay cosas más importantes que eso.
Ana Bailén 1 Bach A

Alex dijo...

Després d'haver llegit aquesta entrada m'he quedat prou sorprès, ja que em pareix fortíssim que encara a dia d'avui hi haja gent tan masclista i amb una actitud molt discriminatòria. Crec que els xiquets d'eixes edats són molt influenciables i és preocupant que tan petits estiguem cantat eixes coses tan denigrants i violentes. Però, allò que em pareix encara més fort és l'actitud dels pares respecte a les coses que ha ensenyat l'entrenador als xiquets, no puc creure que en lloc de posar algún tipus de denuncia o alguna cosa semblant, l'hajan donat l'enhorabona ¿En quina classe de societat vivim?

Àlex Aparicio 1er Batxillerat A

Anónimo dijo...

(Andrés Martínez) Mi opinión es que no se trata de culpables o víctimas, sino de circunstancias. Porque el hombre es el hombre y sus circunstancias, y lo que le ha llevado a ese entrenador a permitir y alentar ese tipo de comportamiento es que en su infancia le permitieron y alentaron ese comportamiento. No podemos culpar a una persona de la que le han enseñado, pero sí corregirlo. Aun así, la sanción que se le ha impuesto al entrenador me parece correcta; un mes está más que bien para reflexionar. Pero yo veo el asunto como un vestigio de una herencia de valores cuestionable, no como un delito.

Anónimo dijo...

EMILIO J MATEO 4ºA

Me parece una barbaridad que a niños de 8 o 9 años haya que incitarlos a la violencia por un juego como es el fútbol. Y lo peor es que los padres apoyan estos comportamientos. No se como en esta sociedad puede haber gente que siga apoyando esos comportamientos, tanto en niños como en adultos. Por ejemplo, en los campos de fútbol me parece muy bien que canten y animen a su equipo, lo que no me gusta nada es que la afición haga cantos insultando o ofendiendo a los jugadores, los equipos o los árbitros y me encantaría que las personas o colectivos que realizan estos cantos no se les permita la entrada al estadio. Ya que en definitiva es un juego y no se como puede haber gente que haga este tipo de cosas.

Anónimo dijo...

Óscar Blanco 4ºESO B

Bueno...
Lo que ha hecho el entrenador dejando que los chavales, de 9 añicos, digan esas desfachateces es de ser una persona un poco maleducada. La culpa de eso la tienen dos. Primero el entrenador por permitir decir esas palabras a los chavales como motivación, porque si vas a un estadio, aparte de algún insulto que otro ( "Banega Borracho" o " Unai, canalla, fuera de Mestalla" ) normalmente son cántivos sin ningún tipo de insultos, y, tratándose de niños los que dicen esas palabras, tiene tela.
Otra culpa es de los padres. Los hijos han recibido su educación y lo aprenden de ellos, como es el caso del chaval de MasterChef Junior.
En definitiva, aunque tenga más culpa el coach, también es de los padres.

Paula fabado dijo...

Realmente, me he quedado sorprendida al leer este artículo. De él podemos extraer dos conclusiones:
La primera es como la competitividad en algunos deportes, como el fútbol, puede llegar a unos niveles extremos e insanos. Y esto es algo que debemos intentar evitar, es muy importante hacer deporte y mantener una buena condición física, además los deportes de equipo también sirven para pasar un buen rato y hacer amigos, pero en el momento en el que la competitividad y la obsesión por ganar llega a estos extremos, como amenazar a árbitros, padres desde las gradas gritando a los entrenadores para que saquen a jugar a sus niños (porque son los mejores) o, aún peor, el caso que se nos plantea en este artículo, el deportes convierte en algo agresivo e indeseable.
Y por otra parte el machismo, la xenofobia, la violencia y el racismo presente en niños de 8,9 y 10 años, que evidentemente no tienen la culpa de sus comentarios, ya que no creo ni si quiera que lleguen a entender todo lo que dicen. Por eso, me parece absolutamente razonable la sanción que le ha sido aplicada al entrenador. Lo que si que me ha parecido increíble, ha sido su defensa por parte de los padres ya que estos si que son adultos y pueden entender lo que sus niños están diciendo, y sinceramente, a mi se me caería la cara de vergüenza al saber que mi hijo canta eso, y lo desapuntaría del club inmediatamente. Y a la hora de establecer unos culpables, aunque en este caso en concreto sea el entrenador, sin que quiera esto quitar culpa a los padres que lo permiten y aprueban; el resto de casos como por ejemplo el de Masterchef, yo creo que los culpables son los que más tiempo pasan con los niños, y por tanto los que les inculcan directamente sus ideas y costumbres, pero los educadores que ven este comportamiento en los niños y no hacen nada por erradicarlo también hacen que el machismo, racismo y violencia continue de generación en generación y, por lo que podemos ver, a todas las edades. Y hay que acabar con esto, no podemos permitirlo.
Paula Fabado 1ºBach B

Anónimo dijo...

Es una locura que se les enseñen esas cosas a unos niños de 9 años, pero aun es más locura que haya gente que lo vaya enseñando y admitiendo que esta bien, no creo que los niños sean los culpables ya que ellos hacen lo que ven.
Me parece muy bien que hayan echado al entrenador pero también es para tener una amplia charla con los padres, ya que ellos también son culpables.
Sergio Ibáñez Forcano 1ºBACHILLER A

Sonia López Carrasco dijo...

Madre mia! es sorprendente, parece que la sociedad no avanza tanto como dicen... no se que me parece peor si el comportamiento del entrenador o el de los padres, supongo que el de los padres ya que pasan la mayor parte del día con sus hijos y si permiten e incluso apoyan que el "entrenador" de sus hijos permita/enseñe cánticos a saber que valores les inculcan en su casa...
A mi niños de 8-9-10 años también me parecen víctimas pero ¿y cuando se hagan mayores? cuando se hagan mayores ya no serán víctimas y yo pienso que algunos de ellos, por desgracia, seguirán pensando lo mismo que cuando eran pequeños e incluso se lo enseñaran a sus hijos algunos de estos...
En mi opinión es una noticia horrible ya que fomentan el sexismo el machismo e incluso el maltrato que en ese tipo de cánticos que da por supuesto que los hombres son mas que nosotras, las mujeres y esta noticia no pienso que sea un caso puntual en un categoría de un equipo, si no que pienso que es mucho más común (aunque a lo mejor menos descarado) que lo que nos pensamos.
SONIA LÓPEZ CARRASCO 1ºA

Anónimo dijo...

¿Sabéis lo peor de esto? Que no me sorprende, y no, no es porque sea una máquina sin sentimientos (ni mucho menos), sino porque cada día leo una tras otra barbaridad de este calibre... Hemos evolucionado mucho en cuanto a tecnología, procedimientos sanitarios, pero estamos involucionando mentalmente. Decir que no me sorprenda, no es sinónimo de que lo tolere, ya que esta y otras actuaciones similares me parecen aberrantes, irracionales, descabelladas, monstruosas, ilógicas...

¿Qué modelo van a tomar los jóvenes de hoy en día?¿Cómo se comportaran estos ante la vida cotidiana? Si al llegar de clase, encienden la tele y ven a un corrupto saliendo de la cárcel de rositas, homicidios sin pena alguna, políticos anunciados sus “salvadoras” campañas electorales, telebasura , programas donde ven que si eres un musculitos o un chica artificial puedes ganarte la vida en ello; y es que ¡la tele es tan educativa! Ya lo decía Groucho Marx “Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro”. Después de ver esta serie de acontecimientos, aquellos que son aplicados se van a estudiar o hacer deberes, los demás prefieren tirarse otras horitas con el móvil o jugando a algún que otro videojuego. Si a esto le suma lo contando en el post ¿Cómo un niño de tal edad va tener conciencia del mundo? ¿Cómo va a pensar en la igualdad de género o etnia? Sí, la clave es la educación, tanto escolar como paternal, pero qué valores van adoptar si lo único que ven es que aquellos que se esfuerzan por que todo continúe hacia delante están endeudados hasta el cuello, por no poner otro ejemplos más agravantes, mientras que los otros (no aplico un matiz peyorativo ya que sino no acabaría) se aprovechan de esta situación para hacer su vida más cómoda.

Aún todo esto, me alegra saber que algunos niños tienen conciencia del mundo, y pretenden cambiarlo, me alegra mucho. Pero el problema no reside en ellos, sino por el contrario, está en nosotros. A esas edades los peques son como esponjas, y absorben todo aquello que les rodea. Así que no incentivemos a que “absorban” tales acciones, no dejemos que se empapen de una mentalidad de pasa, no intentemos ser fuertes delante suya que vean que sus parientes (tomados como ejemplo y ‘’héroes’’) son personas humanas, dejemos ser Amadís de Gaula, si lloramos no es porque sea me ha caído una gotita de agua, sino porque toda persona tiene sus idas y venidas. Con estas actuaciones quizás conseguiríamos un cambio, ya que el futuro está en nosotros, en ellos…

Naiara Gimeno González 2ºBACH

Anónimo dijo...

Luego nos encontramos con niños de 12 años (más o menos) que insultan a la gente, sueltan comentarios machistas e incluso utilizan la violencia.
Parece que no todos nos damos cuenta a que sebe esto, pero tal y como muestra este artículo, está claro que se debe a la educación que reciben desde pequeños. No me parece normal que un entrenador de fútbol, baloncesto o cualquier deporte, inculque estos pensamientos a niños tan pequeños que tarde o temprano seguirán sus consejos. Y más vergonzoso me parece el apoyo que le dan los padres de las "víctimas" al entrenador, ya que no se si se dan cuenta que están fomentando unos valores incorrectos a sus hijos. Sin duda hay que tratar este tema y empezar a dar educación no solo a los niños, si no también a los mayores.

Guillermo López Valero 1ªB BACH

Pablo Flores dijo...

Una vergüenza. Esto es lo que pienso al leer esta noticia y lo que tendrían que sentir los padres y el entrenador de los niños por haber dicho tales palabras repulsivas.
Después de tanto tiempo entrenando y practicando mucho deporte nunca había visto algo así ni en niños ni en padres, a lo mejor algún comentario xenófobo y racista pero no a tal extremo.
Estos pensamientos transmitidos en un simple canto evocan valores irrespetuosos que pueden llegar a la mente del niño y dejar esos valores impropios de una persona del siglo XXI para siempre. Es por ello que se debería concienciar a niños de buenos valores, sobre todo en el deporte; pero no solo a los niños sino también a mayores ya que son estos los que educan a los niños.

El que un entrenador enseñe estos valores es perjudicial, pero lo más preocupante es que los padres acepten que se transmitan estos valores. Muy al pesar de la sociedad por estas personas poco si puede hacer ya que ya tienen estos valores implantados, pero no hay que dejar que esta conducta se transmita a las futuras generaciones por el bien no solo del deporte sino del mundo.

Pablo Flores Navarro 1ºB Bach

Anónimo dijo...

CESAR MARTINEZ GARCIA 4ºA
El comportamiento del entrenador no me parece bien, por que son unos niños muy pequeños aun y creo que a esas edades les tendrian que enseñar otro tipo de valores.

Anónimo dijo...

Alejandro Ruiz Salvador 4ªA
Me parece incorrecto el comportamiento del entrenador ya que son niños muy pequeños y no se le deberia enseñar ese tipo de canticos

Aaron Navarro dijo...

Me parece totalmente irracional la actitud de este entrenador de fútbol base,dado que son niños pequeños y se les debería enseñar el respeto tanto al arbitro,al rival y a la afición rival,y los padres deberían centrarse en animar a sus hijos en los partidos no dedicarse a introducir este tipo de cánticos nombrando ademas al grupo de ultras del Valencia como son los Yomus, realmente bochornosa la actitud de padres y entrenador.

Anónimo dijo...

Es increible la actitiud de los padres y del entrenador, no deberian de permitir este tipo de cosas.

Juan Bautista Alfonso Canovas 3º eso A

Anónimo dijo...

Me parece muy mal que un entrenador enseñe ese tipo de cánticos a unos niños tan pequeños, pero lo peor de todo es que los padres lo apoyen.

Dilan C.Moreno 4º B

Anónimo dijo...

Cuando apuntaron a mi hermano a una escuela de fútbol lo primero que me aseguraban era que se le enseñaría a respetar al contrario y a todos porque para jugar con chulería y aprender cánticos antideportivos tienen bastante con lo que ven cada semana en la tele con el fútbol profesional. Así que un entrenador hace eso y son los propios padres los que se quejan. Por eso no me cabe en la cabeza como esos padres pueden apoyarle, y más en esas categorías donde los equipos pueden ser mixtos.
Luego esos niños crecerán creyendo que en el fútbol se puede humillar al rival hasta tal punto de que si hace falta se utiliza la violencia.

Mª Isabel Blanco 4º A ESO

noelia hernandez balmaseda dijo...

Yo creo que muy caso puntual que fuera nunca debería de haber ninguna alusión a ningún acto xenofobico, racista,sexista ect... que haga alusión de la apología de la violencia.
En este caso los padres deben recapacitar en la educación que se le esta dando a sus hijos. Manteniendo que en la educación podemos cometer errores pero siempre buscando y corrigiendo nuestro fallos.
Noelia Hernández Balmaseda 4ºPDC

Anónimo dijo...

Me parece un hecho increíble que se lleve hasta este punto la competitividad en el deporte, cierto es que el fútbol se trata de un deporte de competición y que se debe tener claro que hay que darlo todo por ganar al otro equipo, pero que un entrenador haga que unos niños de esa edad se dediquen a hacer unos cánticos tan ofensivos me parece una aberración y aún más lo es que los propios padres lo permitan.
El deporte se hace para representar los valores de la competición, el respeto y el esfuerzo no para formar a unos niños basándose en insultos.
Sergio Ferrando solera 1 bachiller b

Anónimo dijo...

Este hecho me parece fatal, porque se supone que los niños van a aprender fútbol no comentarios que puedan ofender a las demás personas.
La actitud de los padres es impresionante, porque apoyan a lo que dice el entrenador, en vez de ir en contra de eso.

Tania Puentes Arroyo 4ºPDC

Anónimo dijo...

Me parece increíble el comportamiento de este entrenador. Cuesta creer que en pleno siglo 21 todavía quede gente así, con valores tan inhumanos y que por si fuera poco se los transmite a niños haciéndoles pensar que lo que dicen orgullosos está bien. ¿Qué esperamos entonces de esos niños cuando crezcan si incluso los padres están de acuerdo con tan aberración? Si me parece vergonzosa la actitud del entrenador, no quiero decir la de los padres que apoyan la idea de que lo que transmite los niños no es más que una canción graciosa ¿A caso no se dan cuenta de las repercusiones que tienen en sus hijos?.
Intentamos luchar día a día contra el racismo, la violencia, el machismo... Pero los niños continúan creciendo rodeados de todos esos valores negativos, y probablemente cuando crezcan esa simple canción "Graciosa" + el comportamiento intolerable de los padres, la cual cosa me hace pensar que esos son los valores que estos inculcan a sus hijos, haga de estos niños adultos machistas,racistas y quién sabe que más.
Por lo que si queremos que la sociedad cambie hay que tener en cuenta que los niños son el reflejo de los adultos que los rodean y que por tanto los valores que van adquiriendo a lo largo de su vida son los que les harán ser o no adultos ejemplares.
CRISTINA CIFRE AVENDAÑO 1ºB BACH

Anónimo dijo...

En mi opinión, un cántico sirve tanto para animar, como para fraternizar la relación equipo-afición, y también para dotar al equipo de un tema reconocible para todos. Ahora se me viene a la cabeza el electrizante "You'll never walk alone".

Partiendo de ahí, la letra del cántico sinceramente no me sorprende, "los Yomus" son un grupo ultra radical que sigue al Valencia CF, siendo radicales, la sarta de barbaridades que dice letra no me sorprende. El verdadero problema es que se le pasó a la cabeza al entrenador para adoptar un cántico ultra a un equipo de niños 9-10 años.

A veces parece que para ganar "vale todo", pero no solo en el deporte, también en la vida (para triunfar "vale todo") lo que nos lleva a una situación como la actual, con una crisis de valores en todos los ámbitos de la sociedad, un "sálvese quién pueda" muy peligroso. Volviendo al fútbol, el "vale todo" tendría que estar desterrado de las escuelas de fútbol para niños, ante todo tendría que haber respeto al contrario.

Y respecto al comunicado, probablemente el entrenador sea "conocido" de los padres y lo verán como un buen tipo y que esta situación ha sido sacada de contexto.
Uno de los mayores responsables de esta situación son los padres, tanto para el comentario del niño de "Master Chef Junior" como el típico padre que ve los partidos del equipo donde juega su hijo y donde parece que en el partido se juega su vida, protestan todo, insultos, etc.

Concluyendo, me gustaría dejar claro que, todos son responsables excepto los niños, y que habría que parar estas actitudes tanto dentro del campo como fuera tan nocivas para el deporte, aunque los intereses de los que mandan sean otros.

Julio Kader Saad Menendez 1ºBACH A

Sara Ruiz dijo...

Creo que no es nada tolerable el comportamiento de este entrenador, pero no se queda nada atrás la opinión que tienen los padres sobre el tema, estamos en el siglo 21 y no es posible que la gente opine y eduque de esa manera, y además con niños de 9-10 años que luego al crecer toman ejemplo de todo eso.
Yo veo que la culpa esta por las dos partes, en primer lugar, el entrenador puede ser muy bueno jugando, pero creo que no tiene ni idea de enseñar los valores del juego en equipo a esos niños y en segundo lugar, los padres, piensan que dejar que digan eso es una buena manera de enseñar, y además no me cabe duda de que algunos pensarán que es una tontería de niños de esa edad, pero así se empieza, y luego no evoluciona la sociedad, vamos hacia atrás.
Y por último, creo que la competitividad no hace falta llevarla hasta ese extremo, ya que poco a poco, si cada vez la gente piensa que ganar es lo mejor, se acabará el compañerismo y todo esto será un caos, incluso los deportes en equipo, no habrá nadie que pueda jugar con compañeros.

Sara Ruiz 1ºBACH B

Anónimo dijo...

No estoy nada a favor de los cánticos que el público lanza a sus equipos, sobretodo a los oponentes, pues estos, más que motivar crean un gran malestar y luego sucede lo que sucede; pero esto ya sobrepasa todos los límites. Y no olvidemos que son cantados por niños de 8-10, si esto es lo que se les enseña ahora, ¿qué pasará con ellos en un futuro?

Respondiendo a tu pregunta, el problema es un poco de todos, de cualquier persona que tolere este tipo de comentarios, los niños son todavía muy jóvenes para decidir lo es o no tolerable, pero si son educados de esta manera nunca van a poder distinguir estas acciones. Al final, los que salen perdiendo son los niños.

Sara Cebellán Debón, 4 ESO B

Anónimo dijo...

Este problema que tú has mencionado es un claro ejemplo de la falta de buena educación. Tanto en deporte, como en muchos aspectos de la vida cotidiana podemos observar este tipo de acontecimientos. ¿A qué se deben? Muy fácil, a que nos educan a solucionar problemas en vez de a no generarlos. Nos educan para que pongamos medidas a actos que educándonos de otra forma podríamos haber evitado. Es muy simple, y aunque la gente no se de cuenta, la eduación es la base de nuestras vidas.

Elena Bermudo García 4 ESO A

Mariana Bernal dijo...

Me ha parecido muy fuerte que un entrenador de fútbol enseñe este tipo de cánticos, pero lo peor es que lo enseñe a niños de 10 años. Es de un comportamiento completamente infantil e incomprensible. No entiendo que tiene que ver esta cancioncilla que les enseñaba con el fútbol o con el deporte en si, y qué ganaba este hombre enseñando esto.
Y ya la actitud de los padres es algo impresionante, osea además de que están enseñando a sus hijos un vocabulario bastante inadecuado, van y le defienden. Pienso que esto es una completa falta de importancia en la educación de sus hijos y que los que tendrían que mejorar son los padres.
Mariana Bernal 3ºA

Anónimo dijo...

Esta conducta en niños de esa edad no es muy normal, yo creo que se debe a una mala educación tanto de sus padres como lo que les aporta el entrenador. Si sus conductas fue asi en el campo quiere decir que de algun sitio lo aprendieron o vieron para decir tal varvaridad porque sino no harian eso, ya que son niños que en fondo no saben lo que dicen.
Haydée Asensio 3ºB

Anónimo dijo...

Me parece increíble que niños de 9-10 años hablen de esa forma, con ese vocabulario. Pero más fuerte me parece la reacción de sus padres. ¿Cómo pueden excusar al entrenador de esa forma? Es más, si opinan eso del entrenador, ¿como será su punto de vista sobre la educación de sus hijos? Vergüenza debería darles ver como una persona adulta apoya a que los niños digan esas cosas. Si ahora que son jóvenes están así, no quiero saber cómo serán de mayores. Lo peor es que no sé qué gracia tiene la canción, pero claro, sino hay nadie que le eduque adecuadamente...

Los padres pueden decir que el entrenador les ha enseñado mucho y tal, pero supongo que sera en el tema del fútbol, porque valores y respeto me parece que no. Para algunos será una tontería, que solo es una canción, pero en realidad no, porque desde pequeños están aprendiendo cosas que no deberían; y creo que la educación tiene que ser correcta desde muy pequeños.

Ángela Sáez 1ºBACH B

Anónimo dijo...

No consigo entender como un entrenador puede guiar a sus alumnos de esta manera. El esta ahí para enseñarles a jugar no para enseñarles este tipo de cantos, este entrenado tendría que ser consciente de que así esta influyendo en el comportamiento de estos niños que apenas son consciente de lo que hacen y dicen. Respecto a los padres, más de lo mismo , entiendo que son sus hijos pero no están haciendo lo correcto al apoyarles con esta conducta.

Sin dudarlo es culpa de los padres los niños apenas son conscientes, ellos solo se dedican a aprender lo que le enseñan

JUAN CAMILO URBANO ESPADA 1 BACH A

Anónimo dijo...

Ante esta noticia solo puedo manifestar mi opinión como jugador de futbol durante 7 años. En ninguno de mis equipos ni en ninguno de los contrarios contra los que jugamos escuchamos nada semejante ni que se le pareciera para nada. Al revés, los cánticos de ánimo mostraban siempre respeto por el contrario. Por todo esto considero que la noticia de la radio no se trata más que de un hecho aislado y lamentable.
Es cierto que de cuando en cuando se escucha alguna voz gritando e insultando al árbitro o al contrario pero son siempre los menos, y la inmensa mayoría tienen un comportamiento ejemplar.
Por tanto el equipo de Denia no deja de ser un hecho aislado y censurable que no refleja la realidad del futbol infantil.

Daniel Navarro 2º Bachiller B

Patricia de Castro dijo...

Lo que están inculcando estos entrenadores a los niños me parece denigrante, tanto para los propios niños como para las mujeres y los contrarios.
Es horrible tener que ver o escuchar a unos niños decir tales palabras ya que es probable que ni siquiera sepan el significado de sus cánticos.
En mi opinión estos valores son degenerantes, y es de lo último que se le debería inculcar a un niño de esa edad que suele repetir todo lo que ve a su alrededor, y toma ejemplo de los adultos que lo rodean.
Estos cánticos, no se deben enseñar en una escuela así, pero no solo tienen culpa los entrenadores, también tienen culpa los padres ya que se hacen los ciegos a la hora de ver cosas tan deleznables como estas.

Como conclusión, esta actitud de los entrenadores es horrible, y muy poca aprovechable para los niños en su futuro porque los han enseñado a ser pequeños maleducados que fomentan la degeneración de la mujer y defienden que lo único que importa es ganar, cuando lo que deberían enseñarles es que todos son iguales, y que ganar puede estar muy bien, pero si pierdes o empatas, no es un motivo para entristecerse o ponerse violento. Ganar no es lo más importante, ya que es participar.

Anónimo dijo...

Sinceramente , me parece de vergüenza que gente que de diga que está capacitada para "educar" a niños tan jóvenes mantenga estos comportamientos, porque , vale está bien motivar a niños a practicar algún tipo de deporte pero creo que eso tiene unos límites, y sobretodo este se ha pasado; atenta contra las mujeres en concreto y con toda la sociedad en general; pero lo peor no es solo lo del "educador" lo peor viene de el comunicado en nombre de los padres que es sin duda de una actitud propia de avergonzarse, porque sin duda no pueden defender esto.
En conclusión hay que saber lo que se les dice a los niños porque ellos serán el futuro algún día y de lo que se come se cría, a ver que nos espera.
Un Saludo. Rubén Monteagudo 1ºBach. B

Anónimo dijo...

Pau Alfonso Pérez, 1º BACH A.

En mi opinión, este tipo de educación es la que en un futuro forma a la gente agresiva que vemos que esta presente en todos los deportes competitivos. Con este ejemplo vemos que es un problema que se genera desde que los niños son pequeños, pues aunque los padres digan que es un hecho puntual, no tondría que suceder nunca, pues los niños a esa edad son muy manejables y lo único que hay que inculcarles es el respeto hacia tu "rival".

Anónimo dijo...

Des del meu punt de vista, és culpa d'esta societat en si mateixa, ens han educat aixina (a uns més que altres), perquè als nostres pares i educadors els educaren així, aleshores qui és el vertader culpable? pense que no hauriem de buscar culpables, sino buscar solucions, sabem que és prou facil tirar-li la culpa a algú, però l'única cosa que realment necessitem és una solució i no un culpable, ja que si ens possem a buscar culpables segur que hi trobarem molts i cadascú pensarà en un culpable diferent, tanmateix si trobem solucions també hi hauran diverses però totes amb el mateix objectiu que és el de arreglar açò i intentar que no es torni a repetir, ja que es deleznable que encara continuen passant cosses aixina i tots les estem veient com normals.
Ana Alonso 2 Batxiller B

Belén Martínez Núñez dijo...

Me parece una falta de respeto y de deportividad por parte del entrenador hacia el otro equipo, ya que los niños hacen lo que el entrenador les enseña y este les enseña que lo importante siempre es ganar. Esta bien tener cierto grado de competitividad en el deporte pero ello no es una buena razón para tratar así de mal al equipo contrario como si fueran sus enemigos mediante insultos racistas y violentos. Este entrenador no estaba enseñando a los niños que jugar y divertirse es lo importante, sino que tienes que ganar si o si sea como sea, sin llegar a darse que cuenta que unas veces se gana y otras se pierde, y eso es un gran error porque así lo único que conseguirá es que los niños se conviertan en un futuro en delincuentes. Sin embargo los padres tienen mucha más culpa que el entrenador de esta mala conducta, pues ellos han sido quienes han llevado a sus hijos a esa escuela sin llegarse a preguntar que es lo mejor para sus propios hijos y si le están dando una buena educación. Si estos padres se preocuparan por sus hijos o hubieran sido conscientes de lo que estaba ocurriendo en esa escuela, los habrían sacado de la escuela inmediatamente para inculcarles una buena educación, pero no lo han hecho. En mi opinión esto demuestra que estos padres no dan importancia a la educación de sus hijos y que si al entrenador no se le hubiera abierto un expediente disciplinario y se le hubiera suspendido con un mes de empleo por esos cánticos violentos y racistas, los padres habrían seguido llevando a sus hijos a ese entrenador.

Belén Martínez Núñez 2ºBachiller- A

Andrea Sanchez Calero dijo...

Sin palabras...
No hay palabras para describir lo repugnante que puede llegar a ser la gente en algunas ocasiones y sobretodo si es en el mundo del deporte que lo que tenemos que hacer es promover la actividad física y ponernos en movimiento..., sin importar la edad, sexo, color... Pero una vez más, desgraciadamente, el mundo nos sorprende con estas noticias tan fuera de lugar y sin sentido, ya que es una forma de promover el machismo y la violencia, esos no son los valores que se transmiten en el deporte.
Estamos en el siglo XXI no en la época de las cavernas.
Definitivamente, hay que luchar y seguir cambiando las cosas.

Anónimo dijo...

A mi parecer el ambiente del fútbol ya es suficientemente agresivo en los partidos, no importa la edad de los jugadores, en la gran mayoría siempre hay algún tipo de violencia, ya sea verbal o física. He escuchado personalmente como me decían que cuando jugaban o veían fútbol ya iban con la intención de desahogarse, de chillar o incluso de pegar alguna patada.
Si incluimos este tipo de influencias por parte de los entrenadores,¿en qué se convertirán algunos deportes? Algo más parecido a la lucha libre pienso yo. Pero entonces perderemos la esencia del deporte, lo bonito de practicarlo. Es una pena este tipo de acciones.
Jorge Esteve 1º Bach B

Publicar un comentario

SIEMPRE debes de identificarte al realizar un comentario (Nombre, Apellido y curso)